Bejís, cómo pasar del negro al verde tras un catastrófico incendio

65
Incendio Bejís

La localidad castellonense logra, tras una acción de crowdfunding, conseguir fondos para replantar dos hectáreas de olivar

Hace un año en Bejís, un pueblecito de Castellón con casi 400 habitantes, se desató un infernal incendio que arrasó el 98% de las tierras de cultivo.

Ese 15 de agosto sus habitantes vieron cómo 19.159 hectáreas de campos de cultivo y bosque fueron volatilizadas por las llamas causando pérdidas importantes tanto en el paraje natural, como en el suelo, la biodiversidad, olivos, almendros y carrascas así como los proyectos y sueños de toda una población.

Tras el paso del incendio quedó la desolación y un periodo de incertidumbre que se abría sobre cómo salir adelante debido a que la media de edad en la localidad, que es muy alta, y que muchas de las tierras que antes estaban cultivadas corrían el peligro de quedar abandonadas.

Campaña de recaudación

Desde la cooperativa de la localidad se puso en marcha un proyecto de gestión de tierras en común para evitar el abandono con una campaña de recaudación que ya ha superado su objetivo de crowdfunding. Parece que de esta forma el proyecto saldrá adelante no sólo se recuperaría el entorno sino que se crearían puestos de trabajo y se revitalizaría la economía para evitar la despoblación.

Desde la cooperativa destacan que “yay que tener en cuenta que las actividades del sector primario son una de las herramientas más efectivas a la hora de combatir los incendios, ya que cuidando del territorio los prevenimos”.

Hacen hincapié en que “no podemos olvidar tampoco todo el esfuerzo que todos los socios de la cooperativa han invertido a lo largo de su vida, por eso no podemos dejarles de lado ahora que lo han perdido todo y tienen que comenzar de cero”.

Cesión de tierras para mantener el legado del AOVE

En este escenario la cooperativa está intentando llevar a cabo un proyecto de cesión de tierras y recuperación del olivar, para ocuparse del cultivo de todos los campos propiedad de personas que no pueden hacerse cargo.

De este modo se ayuda a las personas a mantener su legado y poder disponer y preservar  el aceite de oliva virgen extra, uno de sus tesoros y así evitar el abandono de tierras en prevención de nuevas catástrofes como la ocurrida.

Con los fondos recaudados se pretender recuperar el olivo autóctono y conseguir un olivar sostenible a largo plazo, replantear el escaso cultivo que queda y replantar la superficie quemada  Apuntan que el proceso de sustitución se tiene que hacer siguiendo los criterios del cultivo ecológico en las dos hectáreas que ya pueden recuperarse iniciando los plantones en enero de 2024. 

170 de socios

La Cooperativa Agrícola Nuestra Señora del Loreto situada en Bejís (Alto Palancia, Castellón) fue fundada en 1947 por 42 socios, dedicada exclusivamente al cultivo del olivo. En la actualidad son 170 socios conformando una cooperativa familiar y emprendedora. 

La cooperativa de Bejís busca reinvertir y reactivar el territorio productivo, evitar el abandono y sus consecuencias negativas, y contribuir al desarrollo agrícola y rural de la zona, además de mejorar la rentabilidad de las explotaciones y ayudar al desarrollo empresarial.

Se pretende también generar nuevos puestos de trabajo, afianzar las líneas de comercialización que se habían creado antes del incendio y diseñar otras posibles.
A su vez revertirá efectos positivos sobre la economía en la zona, y activará las externalidades positivas relacionadas con la actividad agraria como son el mantenimiento del paisaje, disminuir el riesgo de incendios y obtener un paisaje agroforestal atractivo con beneficios para otras actividades económicas como son el turismo y la restauración.

Sin ayudas

En definitiva, la labor a la que se enfrentan, además de replantar olivos en las zonas quemadas es la reponer las mangueras de riego y canalizaciones afectadas por el incendio.

El objetivo de la cooperativa es obtener ayuda financiera para la compra de plantas de olivo, mangueras para riego y mano de obra para el arrancado de los árboles quemados, preparación de las tierras y replantación. El proyecto consiste en la plantación y cultivo de estos campos para la obtención de AOVE.

Hasta el momento los emprendedores implicados para pasar del negro al verde, tal y cómo llaman a su acción, se quejan que hasta el momento no han recibido ayudas a pesar de ser declarada zona catastrófica.

Entrevista en Cadena SER

Para saber más sobre el incendio y cómo quieren recuperar este territorio calcinado, entrevistamos a Juan Clemente Pradas, presidente de la cooperativa de Bejís. Nos cuenta, con la voz quebrada en algunos momentos, en los micrófonos de SER Madrid Norte y SER Madrid Sur cómo van a replantar los olivos perdidos. Preguntando están Nacho López Llandres, director del programa Hoy por hoy y el experto en medioambiente, Antonio Quilis Sanz.

&;