Menorca: un destino de turismo sostenible para el 2023

89
Barceló nura

La isla menos frecuentada del archipiélago balear destaca por su oferta para un turismo consciente

Menorca fue declarada el 8 de octubre de 1993 como Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Y es que, desde hace 30 años, la isla balear menos frecuentada lucha por seguir manteniendo intacta su naturaleza. Así protege sus paisajes tanto costeros como de interior. 

Por sus playas paradisíacas, su gastronomía mediterránea y su ambiente cálido y acogedor, Menorca enamora a todo aquel que llega a la isla. En mitad de este paraíso se encuentra el hotel Barceló Nura, un proyecto que respeta la orografía y el ecosistema mimetizándose con el entorno, lo que ha llevado a convertirse en todo un referente del turismo más verde.

A medias entre un hotel y un refugio natural, Barceló Nura es el refugio ideal desde el que visitar y descubrir de primera mano uno de los hábitats mejor conservados del Mediterráneo.

En sintonía con la tradición menorquina

Ubicado en el municipio de Sant Lluís encontramos Barceló Nura, un hotel diseñado siguiendo una premisa clara: velar por el cuidado del entorno y la tradición de la isla, siendo así un hotel por y para la isla.

Barceló Nura se define como un hotel sostenible que fomenta el desarrollo de servicios con clara vocación responsable, no solo con el medioambiente sino también con el entorno en el que se encuentra.

El proyecto de arquitectura ha sido concebido a partir de elementos constructivos que respetan el entorno y la orografía natural de la isla. ADN local que se materializa también en el uso de colores naturales y terrosos; además de una edificación que no destaca en altura en aras de respetar el paisaje.

En cuanto a los materiales empleados, destaca la predilección por aquellos relacionados con la edificación tradicional, empleados en las construcciones locales. Así, en Barceló Nura abundan la piedra natural, a la usanza de los tradicionales vallados menorquines; y la madera, aplicada sobre estructuras ligeras en zonas de sombra.

Responsabilidad con el futuro

Más allá de su diseño, Barceló Nura aplica un conjunto de acciones destinadas a fomentar las buenas prácticas ambientales y a generar un cambio importante en los ciclos naturales del clima, así como a maximizar su impacto positivo en la sociedad.

La apuesta de Barceló Nura por una transición energética justa y la lucha contra el cambio climático se materializa en acciones concretas, como su suministro de electricidad de origen 100% renovable, capaz de reducir la emisión de CO2 a la atmósfera.

Otras medidas adoptadas por el hotel son la utilización de agua regenerada, proporcionándole un nuevo uso en el riego de jardines, y la producción de agua caliente de consumo a través de aprovechamiento solar.

El hotel consigue, asimismo, reducir su gasto energético con la utilización de iluminación de bajo consumo combinado con un sistema de control lumínico. Esto, a través de un completo sistema de control de climatización de las instalaciones, limitando su funcionamiento al tiempo necesario.

Un conjunto de iniciativas que confirman el firme compromiso de este hotel menorquín por participar de un turismo más responsable, consciente y sostenible.

El Mundo Ecológico / Barceló hotel group