Greenpeace lanza un informe sobre contaminación por jets privados

175
Jet privado hacia Davos

En 2022 se duplicaron las emisiones de los aviones privados causando más de 3 millones de toneladas de emisiones de CO2

Un nuevo estudio encargado por Greenpeace y publicado hoy muestra que el número de vuelos de jets privados en Europa aumentó un 64 % en 2022, hasta alcanzar los 572.806 vuelos anuales.

Mientras Europa lucha contra la emergencia climática que está provocando episodios de calor invernal sin precedentes y preocupantes sequías, las emisiones de los aviones privados no dejan de crecer y el pasado año se duplicaron, causando 3,3 millones de toneladas de CO2.

Es decir, el equivalente a las emisiones anuales de CO2 de 555.000 habitantes medios de la Unión Europea. El 55 % de todos los vuelos en jets privados en Europa el año pasado fueron vuelos cortos o ultracortos de menos de 750 km, que podrían haberse realizado en tren o ferry sin suponer grandes aumentos en su duración.

Petición mundial para prohibir los jets privada

Con todo este marco Greenpeace ha pedido la prohibición de los jets privados y acaba de lanzar una petición mundial para contar con el apoyo de la ciudadanía.

Según el estudio, España ocupa el cuarto lugar en la lista de países de la UE con más vuelos realizados en jets privados el año pasado, con 45.633 vuelos. En 2022 alrededor del 8 % de todos los vuelos de jets privados en Europa partieron de nuestro país.

El análisis realizado muestra que los vuelos privados con salida desde España han pasado de 26.2390 en 2021 a 45.633 en 2022, lo que supone un incremento del 74 % en un solo año. Por su parte, las emisiones de CO2 han aumentado de 126.786 toneladas en 2021 a 243.851 toneladas en 2022.

El de Palma fue en 2022 el aeropuerto de España con más tráfico de aviación ejecutiva seguido por el de Ibiza. Ambos ocupan el puesto noveno y décimo de Europa respectivamente por número de movimientos en 2022.

“Ya es hora de que acabemos con los aviones privados como el medio de transporte más desigual y más contaminante. La prohibición de los aviones privados sería una buena señal de justicia para la ciudadanía europea en el contexto de la actual emergencia climática”, ha señalado Cristina Arjona, coordinadora de la campaña de movilidad de Greenpeace España.

Top de jets privados en Europa

La investigación, realizada por la consultora medioambiental holandesa CE Delft, revela que los países con más vuelos en jets privados en Europa en 2022 fueron Reino Unido, Francia, Alemania y España.

Los tres destinos más populares en Europa fueron Niza (Costa Azul), París y Ginebra, y las tres rutas más transitadas París-Londres, Niza-Londres, París-Ginebra, dos de las cuales incluso tienen conexiones alternativas directas en tren de menos de 3,5 horas y múltiples servicios al día.

Las alternativas en tren para rutas de menos de 100 kilómetros son incluso más numerosas. Algunos ejemplos son las rutas entre Maastricht y Lieja, de 32 minutos en tren. La que une Bruselas y Amberes puede sustituirse fácilmente por un viaje en tren de entre 40 y 50 minutos.

La ruta entre Niza y Cannes podría reemplazarse por el tren con un trayecto de unos 30 minutos. Un viaje en tren de unos 40 minutos podría sustituir los vuelos entre Ámsterdam y Róterdam. Una conexión directa en tren entre Ginebra y Chambéry tarda alrededor de 1 hora y 19 minutos. El viaje en tren entre Zurich y Basilea dura alrededor de 1 hora.

Regulaciones en la EU

Los jets privados y las emisiones que producen no están actualmente regulados en la UE y están excluidos de la legislación de la UE que debe abordar las emisiones de gases de efecto invernadero, a pesar de que son la forma de transporte más contaminante, derrochadora de energía y menos equitativa por pasajero y kilómetro.

Además, en la actualidad la práctica totalidad de la recarga de combustible en la navegación aérea está exenta de impuestos. Los jets privados causan entre 5 y 14 veces más emisiones de CO2 por pasajero que un avión comercial medio y 50 veces más que los trenes. En 2018 el 50% de todas las emisiones de la aviación fueron causadas por solo el 1 % de la población mundial.

Mientras tanto, el 80 % de las personas del mundo ni siquiera han volado nunca mientras soportan el peso de la crisis climática, luchando contra olas de calor extremas, inundaciones y sequías cada vez más más frecuentes y peligrosas causadas por las dañinas consecuencias de las emisiones de los jets privados y la aviación.

”En un contexto en el que se ha pedido a la ciudadanía que ahorre energía siempre que sea posible, los ricos siguen permitiéndose un derroche excesivo moviéndose en jets privados que nos impulsan hacia el desastre climático. Si los gobiernos quieren tomarse en serio la reducción de las emisiones de CO2 los aviones privados deben prohibirse”

El Mundo Ecológico / Greenpeace