La sostenibilidad se vuelve protagonista en el sector marítimo de Noruega

65
Pesca y acuicultura

La industria marina obtiene productos de calidad a través de la pesca y la acuicultura

Noriega sabe que cuidar el medio ambiente y las diferentes especies marinas para el futuro es la única manera de mantener una industria marina sostenible. El compromiso del país nórdico con la sostenibilidad de esta industria se remonta a 1816, cuando se establecieron las primeras leyes y reglamentaciones para asegurarse de mantener el producto sano, así como procesos de pesca seguros y respetuosos con el medio ambiente.

Una muestra de este compromiso es la creación del cebo natural. El cebo tradicional para peces consiste principalmente en especies de peces de menor valor que los que se pescan. La empresa Kvalvik Bait ha desarrollado un tipo de cebo a partir de ingredientes naturales que puede sustituir el cebo tradicional. Al estar compuestos por ingredientes marinos que de otra manera serían desechados, el cebo de Kvalvik es una alternativa ecológica y ética al cebo vivo.

Por otro lado, vemos la introducción de los barcos de pesca híbridos en la industria. Hans Angelsen og Sønner AS, compañía de transporte y pesca al norte de Noruega, ha encargado el segundo y hasta ahora el más grande- barco pesquero del mundo alimentado por baterías el Angelsen Senior a los constructores de barcos noruegos Moen Marin.

Entre los beneficios de utilizar barcos de pesca híbridos encontramos el ahorro de combustible y la reducción de emisiones. Además, también suponen la disminución del ruido y la reducción de la contaminación local y de la exposición de los pescadores a los gases de escape del diésel del barco.

La acuicultura noruega: un sector próspero y floreciente

Gracias a las gélidas y cristalinas aguas de los fiordos noruegos, Noruega presenta las condiciones idóneas para la cría de peces en cautividad. Pese a que la acuicultura puede dejar una gran huella ambiental, la tecnología noruega permite producir pescado con menos impacto y de una manera sostenible. Las Naciones Unidas prevén que la población mundial llegue a 9.700 millones para 2050. Por ello, la producción sostenible y a gran escala de alimentos será imprescindible para asegurar la adecuada alimentación de la población mundial.

El pescado y otros mariscos son fuentes importantes de proteínas animales, grasas y ácidos grasos Omega-3. Además, la acuicultura tiene una huella de carbono considerablemente menor a muchos tipos de producción de carne, por lo que apostar por la acuicultura es un paso en la dirección correcta.

Hoy en día la mayor parte de las instalaciones de acuicultura se encuentran en fiordos o a lo largo de la costa. La empresa SalMar ha construido la mayor piscifactoría en alta mar del mundo frente a la costa noruega. Al estar en mar abierto ofrece más espacio para la producción de peces y corrientes más fuertes con agua oxigenada de manera natural. Las corrientes oceánicas son un regulador natural para reducir la concentración de parásitos y la contaminación que se acumula en las aguas costeras, normalmente más tranquilas.

Asimismo, Environmental Vision Norway (EVN) ha desarrollado el Buque Autónomo de Piscicultura en Alta Mar, donde las jaulas de peces están equipadas con deflectores de corriente que protegen a los peces más pequeños de las corrientes oceánicas potencialmente mortales por su fuerza.

Calidad inigualable en productos del mar

 Los principales rasgos de la gastronomía noruega vienen en gran parte determinados por las costumbres agropecuarias del país, siendo imposible separarlas de su singular entorno natural. Hoy en día pueden adquirirse todo tipo de productos frescos noruegos -como el salmón, bacalao, trucha, caballa o cangrejo gigante entre otras muchos- en restaurantes y supermercados de todo el mundo.

La acuicultura representa un 71% del total de exportaciones noruegas, mientras que la pesca supone el 29%. Sin embargo, es la calidad de los productos lo que diferencia el pescado y marisco noruego del resto de países del mundo.

En la década de los 70 se recogieron salmones salvajes de 40 ríos noruegos para criar en las granjas de sus mares, por lo que el salmón noruego de granja tiene la misma genética que el salmón salvaje noruego, siendo el salmón salvaje noruego una especie que no se permite pescar para su comercialización por estar muy protegida por el gobierno.

En el mundo se consumen al día el equivalente a 37 millones de comidas con especies de las aguas noruegas. Pero, ¿Qué hace que el pescado noruego sea tan especial? Aunque Noruega tiene la suerte de contar con un litoral especialmente largo, el verdadero secreto se debe a las aguas cálidas que trae la Corriente del Golfo y que generan una elevada producción de plancton, atrayendo así a grandes bancos de todo tipo de peces.

La sostenibilidad de los océanos y la “economía azul” son una de las prioridades del gobierno noruego, lo que se muestra en las grandes cantidades de dinero que se están invirtiendo en la investigación y gestión del sector marino.

pesca y acuicultura

Difundiendo los retos y las buenas prácticas

 El pasado 21 de octubre se celebró en Madrid un webinar donde se lanzó The Explorer el Marketplace de soluciones sostenibles que conecta con aquellas que las lo solicitan.

Asimismo, se trató sobre la importancia de la sostenibilidad en el sector a través de la pesca y la acuicultura. A lo largo del evento participaron ponentes de diferentes empresas del sector que expusieron los problemas actuales y futuros y aportaron distintas soluciones con el objetivo de fomentar la sostenibilidad.

Solveig Van Nes, Directora de Marine Prospects, reveló las ventajas del consumo de salmón en comparación con otros alimentos en términos de desarrollo sostenible. La empresa Lerøy anunció que desde 2019 había eliminado el uso de antibióticos en la producción de pescado dirigido al consumo.

La puesta en marcha del proyecto “Acuicultura de España”

Frank Edvard Vike de la compañía MMMC First Process explicó el modelo de manipulación sostenible de pescado que se lleva a cabo en el que destacan procesos como la eliminación de CO2 para mejorar el bienestar de los peces o la limpieza del agua antes de su devolución al mar.

Javier Ojeda, Director Gerente de Apromar, expuso la labor de la acuicultura española y la puesta en marcha del proyecto “Acuicultura de España” que pretende lograr una mayor difusión y concienciar al consumidor. La empresa noruega Optimar también quiso estar presente y aportar soluciones combinando la manipulación de pescado y la digitalización.

Por último, Javier Garat, Secretario General de CEPESCA detalló los progresos de la pesca europea hacia la sostenibilidad resaltando la eliminación de la huella de carbono. Gracias al webinar, se presentaron numerosas respuestas y soluciones a un asunto tan importante como es la sostenibilidad y las industrias de la pesca y la acuicultura tuvieron la oportunidad de demostrar cómo trabajan día a día para hacer de este sector un área comprometido con el ecosistema y convertirse en un referente para otras industrias.

El Mundo Ecológico / Norway