Las grandes multinacionales se vuelven activistas contra el cambio climático

29 multinacionales crean una web con contenidos ambientales positivos

 

Una coalición de corporaciones globales rivales  anunciado la creación de Collectively.org, una plataforma digital conjunta para animar a que los jóvenes tomen medidas contra el cambio climático.  Esta nueva idea se basa y genera contenidos con cierto enfoque activista y positivista para mostrar el lado más humano de esta crisis ambiental que vivimos. 

Lo más impactante de esta iniciativa es que muchos de los 29 socios que están detrás de esta acción son grandes competidores entre sí. Entre las marcas que encontramos están corporaciones como Coca-Cola y PepsiCo, compañías de bienes de consumo Unilever y Nestlé, y grupos globales de publicidad WPP y Omnicom. Todas ellas han dejado apartadas sus diferencias y su rivalidad por el control del consumo y del mercado en un intento por participar y activar la llamada generación del milenio entre las edades de 18 y 30 años.

Con el fin de tener la máxima repercusión en los medios sociales, Facebook, Google y Twitter son también socios en el proyecto, que se centrará en “puntos de pasión”, como innovaciones en la moda, la comida, el diseño y la tecnología y evitar las noticias deprimentes consecuencia de la inacción que provocan la extinción de animales, la contaminación y la deforestación.

El enfoque se basa en la idea de que las historias pesimistas no logran inspirar el cambio. “Todos los días, las mentes más creativas del mundo están pensando, diseñando, ensayando, construyendo y lanzando nuevas soluciones maravillosas para ayudar a prosperar”, según declaran en su web.

“Collectively.org conectará la generación del milenio a las innovaciones que están dando forma al futuro, por lo que es fácil para ellos actuar, comprar, invertir y promover las ideas en las que creen. Para ser parte de la solución”.

Desde los participantes de esta plataforma se envía una fuerte señal de que un gran número de empresas multinacionales están cada vez más frustradas por estrangulamiento del lobby de los combustibles fósiles en el proceso político, y están dispuestos a participar más en la presión para el cambio.

Como filosofía se toma la idea de que estos competidores desde hace muchos años han colaborado en áreas como la gestión de sus cadenas de suministro, el sitio web también representa una creciente voluntad de unir fuerzas en la plaza mediática.

Las corporaciones son obsesivas por mantener un control absoluto sobre todos los aspectos de sus marcas, pero en este caso se han cedido algo de influencia mediante la creación colectiva como una empresa sin fines de lucro. También han acordado mantener su imagen de marca fuera de la página web con el fin de no dañar su integridad a los ojos de los jóvenes que puedan ser cínicos acerca de los motivos de las grandes empresas.

Mientras que la fase piloto del proyecto se centrará en los EE.UU. y el Reino Unido, ya hay planes para expandirlo en una organización global. Con las negociaciones que tienen lugar con las empresas de India, China y Brasil antes de fin de año se espera que otras 20 multinacionales todo el mundo que suban a bordo, así como las organizaciones no gubernamentales que se centran en la participación de los jóvenes.

Las marcas tendrán una representación del 50% en la junta de directores y el resto estará compuesto por organizaciones no gubernamentales y periodistas.

El comité editorial se compone principalmente con personas con experiencia en la sostenibilidad, el periodismo y la construcción de movimientos sociales y también habrá un panel asesor.

Las empresas podrán lanzar historias a la página web pero Collectively.org insiste en que los contenidos estarán sujetos a las pautas editoriales independientes. La web no ha desvelado cuánto dinero están invirtiendo las compañías en el proyecto.

En la propia página web se pueden ver comentarios contrarios y críticos acerca de la circunstancia de que estas grandes multinacionales sean las impulsoras de este proyecto ambiental positivista. Se cuestiona de que muchas de estas corporaciones son responsables en gram medida del cambio climático y creen que es una acción para lavar su imagen y seguir ganandose los favores de las generaciones venideras. 

La lista completa de los socios corporativos es la siguiente: Audi; Grupo BT; Fundación C & A; Carlsberg; Diageo; Facebook; General Mills; Google; Havas; IPG; Johnson & Johnson; Kingfisher; Lenovo; Marks & Spencer; McDonalds; Medialink; Microsoft; Nestlé; Nike; Omnicom; PepsiCo; Philips; SABMiller; Salesforce; Coca-Cola; Dow Chemical; Twitter; Unilever; WPP.

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies