Las aves migratorias se enfrentan cada otoño a los tendidos eléctricos

27
Aves migratorias

Aumentan el número de muertes de aves en otoño con el paso migratorio por el impacto y electrocución en los tendidos eléctricos

El sábado 9 de octubre, se celebra el Día Mundial de las Aves Migratorias por segunda vez este año, coincidiendo con la migración otoñal de estas aves hacia zonas más cálidas.

La vasta red eléctrica de nuestro país ofrece numerosos lugares de reposo e incluso posibilidades de anidamiento, pero el riesgo de electrocución es muy alto, tanto como que actualmente es la  principal causa de mortalidad no natural para muchas especies lo que supone una amenaza para  su conservación. 

Las últimas estimaciones presentadas en el Libro Blanco de la Electrocución en España, entre  193.000 y 337.000 aves mueren al año electrocutadas en nuestro país, lo que se ha convertido  en grave problema para la conservación.

La Península Ibérica el principal canal migratorio de Europa occidental en otoño

Con la llegada del otoño, la Península Ibérica se convierte en el principal canal migratorio de toda Europa occidental y por el Estrecho de Gibraltar cruzan cientos de miles de ave en su paso  migratorio. Con esta transición también salta la alarma del alto número de aves que pierden la  vida por atrapamiento, impacto y/o electrocución en los tendidos eléctricos.

En concreto en España, muchas aves son migratorias tanto por el clima como por el ciclo  reproductivo. De hecho, está actividad inicio un proceso de marcaje con anillas hace cerca de 100  años, para estudiar sus movimientos. El continente africano es un destino para estas aves que  cruzan el cielo de nuestra geografía. 

Y es que, tanto por nuestra geografía como por nuestra riqueza ambiental, tenemos diversos  enclaves que se convierten en maravillosas áreas de descanso para estas aves en sus bandadas  migratorias hacia lugares más cálidos del planeta en los meses de frío en Europa: Urdaibai (País  Vasco), las Laguna de la Nava (Palencia), del Oso (Ávila) y de Gallocanta (Zaragoza) o el parque  nacional de Doñana (Huelva). 

Tendido eléctrico

180 especies de aves cruzan el cielo de Madrid

Como indican fuentes del Ministerio, en España se pueden observar cerca de medio millar de especies de aves, de las cuales 200 son migratorias.  

Hay una excepción que no llega a África y esa es la cigüeña blanca, que no encuentra necesidad de alargar su viaje y pone en España su destino invernal. Dentro de eso, Madrid sigue siendo una de  las zonas más importantes de invernada para esta especie, superando las 5.000 cigüeñas que  hacen acopio de alimento en los principales vertederos de la comunidad.

Además, en Madrid, son más de 180 especies de aves las que cruzan los cielos de la capital, favorecida por espacios como  El Pardo, la Casa de Campo o el Manzanares. 

Cómo minimizar los riesgos y reducir las muertes por electrocución

Si bien es verdad que es un problema complejo porque requiere de legislación por un lado y de  responsabilidad social y medioambiental por otro, también es cierto que existen sistemas de  protección de avifauna para reducir lo máximo posible lo que, a día de hoy, se ha convertido en la  primera causa de muerte no natural para las aves.

Sistemas antielectrocución, antiposada, dispositivos de balizamiento y señalización anticolisión…  son los principales sistemas para reducir las muertes entre la población de aves, dejando al  margen el coste de los daños ocasionados en la estructura y en el entorno que también son importantes.

Y lo mejor de ello es que estos sistemas de protección suponen una inversión reducida, son de fácil instalación, gozan de alta durabilidad, tienen los últimos certificados en  materia de calidad, cumplen la normativa europea y además… son “made in Spain”, ya que, la principal empresa fabricante y comercializadora de estos sistemas de protección para la avifauna,  algunos de ellos desarrollados bajo patente propia, es de capital 100% español y está en  Fuenlabrada. 

Aves migratorias

Productos para la protección de la avifauna

RH Corporative International lleva más de 10 años fabricando productos para la protección de la avifauna, como por ejemplo los preformados aislantes para la protección de líneas eléctricas para media y alta tensión de hasta 72 kilovoltios, que permiten la reducción de los preocupantes datos de muertes de aves derivadas de infraestructuras eléctricas.

Siendo la protección del medioambiente, y de las aves en concreto, razón de lucha diaria de esta empresa, desde hace más de una década invirtiendo en I+D+i para fabricar lo que  coloquialmente se denomina como “forros”, que permiten aislar las zonas de los postes, contra los que normalmente impactan o se sitúan las aves y buscar un normal funcionamiento de las  compañías eléctricas, contratistas, sector industrial y ferroviario pero sin olvidar el cuidado y el  respeto del medioambiente.

RH Corporative International, ha vivido un crecimiento exponencial en el mercado energético desde 2015 con un progreso significativo produciendo miles de unidades al año, apostando e invirtiendo en nueva maquinaria, los más precisos laboratorios y una tecnología de vanguardia.

Un compromiso con el planeta

Con su iniciativa de responsabilidad social corporativa: Planet Life, y colaborando de manera muy estrecha con diferentes organizaciones sin ánimo de lucro, como por ejemplo GREFA (Grupo de  Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat), RH lucha cada día por mejorar y seguir  avanzando, pero también por proteger nuestro ecosistema en busca de una sostenibilidad social, económica y medioambiental, con un objetivo prioritario en particular, proteger nuestra avifauna ibérica salvaje.

El Mundo Ecológico / RH Corporative internacional