El Gobierno prioriza la salud ante la presión del ‘lobby’ del plástico

99
Impacto-del-plastico-en-los-ecosistemas-marinos

Una hoja de ruta sólida para la llegada del Sistema de Depósito de envases de bebidas

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Retorna, Rezero y Surfrider España, organizaciones que conforman la Alianza Residuo Cero, valoran positivamente que la versión final, aprobada en Consejo de Ministros del Real Decreto de Envases y Residuos de Envases, haya priorizado la salud de las personas y la protección del entorno.

Esta medida ha sido tomada por encima de las presiones del lobby del plástico, respetando así lo acordado en la Ley de Residuos que fue aprobada por una amplia mayoría en el Congreso de los Diputados el pasado mes de abril.

“Celebramos que tanto desde el Ministerio como desde los socios de Gobierno hayan dado este paso definitivo hacia la transparencia y que además se haya hecho desde el articulado de la ley y no desde un anexo”. han valorado los miembros de la Alianza Residuo Cero.

Con este Real Decreto por primera vez, los productores de botellas de plástico están obligados anualmente a decir cuántas botellas ponen en el mercado. En concreto, el Real Decreto de envases es el reglamento que deberá asegurar la medición de los objetivos de recogida separada de botellas de plástico de menos de tres litros.

Reducción de contaminación por plásticos

Esto se establece para reducir la grave contaminación por plásticos en el entorno La Ley de Residuos determinó que, si para 2023 no se recuperaba a través del contenedor amarillo el 70 % de las botellas de plástico de bebidas puestas en el mercado, podremos volver a “devolver el casco” a través de un Sistema de Depósito para latas, botellas y briks.

Para cumplir con la hoja de ruta, era fundamental que el gestor de la recogida separada de residuos de envases no se encargara de contabilizar las botellas recuperadas separadamente. Gracias a la colaboración entre el Ministerio de Teresa Ribera y el de Derechos Sociales y Agenda 2030 de Ione Belarra se ha atendido la petición de la sociedad civil.

Las organizaciones ensalzan también que se haya confirmado la prohibición de usar Ftalatos y Bisfenol A en los envases alimentarios. Esta prohibición estaba ya contemplada en la Ley de Residuos y es básica para proteger la salud de las personas.

Vigilancia de la ley de residuos

La protección ayuda especialmente a la salud de las mujeres las embarazadas, ante sustancias conocidas por ser disruptores hormonales y tener gran impacto en determinados cánceres.

“El Gobierno debe extremar su vigilancia para asegurar el cumplimiento de esta prohibición y respetar lo acordado en la Ley de Residuos y desde la sociedad civil restamos vigilantes para que así sea”, han insistido las entidades.

“Reiteramos nuestra colaboración para, a partir de ahora, construir una metodología que permita medir la recogida separada de botellas de plástico de manera correcta”, han concluido las organizaciones.

El Mundo Ecológico / Ecologistas en Acción