Detergente sin plásticos, vegano y con 80% menos de agua

124
Washaby-detergente-ecologico

Washaby, marca digital de detergente que reduce los residuos de microplásticos

La marca nativa digital de detergente ecológico para lavadora irrumpe en España con sus cápsulas de detergente concentrado, 100% eco y de venta en exclusiva online. Bajo modelo de suscripción o de venta directa, las cápsulas contienen un 80% menos de agua que un detergente líquido y son mucho más eficaces.

Uno de los principales objetivos de la compañía en el desarrollo de este producto es la fusión entre ecología y facilidad, respeto y eficacia, planeta y limpieza. Al día de hoy esta es una de las pocas marcas que posee la etiqueta Ecolabel que certifica que Washaby es un detergente ecológico y respetuoso con el medio ambiente.

La marca se proporciona al usuario en forma de detergente, duplicando los lavados. De esta forma alcanza los 46 lavados por litro de detergente, frente a los 23 lavados de uno convencional, sin dañar todo a su alrededor.

La lavadora, causante de residuos microplásticos

Según la universidad de Northumbria, cada día 13,000 toneladas de microplásticos son liberados en los ríos y los océanos a causa del lavado de ropa. Es por este motivo, que el concepto eco de la empresa se observa en 360 grados, desde su formulación y envase  hasta la entrega.

sin plásticos ni micro plásticos que puedan acabar contaminando los océanos, con lavado eficiente a 30 grados de temperatura incluso en agua fría, libre de fosfatos, envuelto con un packaging de cartón 100% reciclado y reciclable con entrega sostenible sin huella de Co2, vegano y no testado en animales. 

El fundador de la marva, Ferran Aznar, ha optado por lanzar este detergente concentrado en formato de cápsula monodosis para evitar la sobredosificación y así ahorrar detergente, agua, energía y alargar la vida de la lavadora. 

Demanda del consumo consciente

La marca responde de este modo a la creciente demanda del denominado consumo consciente, una tendencia en pleno crecimiento tras la pandemia y que ha llevado a usuarios y consumidores no eco a desarrollar una sensibilidad por marcas y productos que en su ADN incorporan la necesidad de cuidar el planeta y de los que vivimos en él.

Para los consumidores, ser eco ha pasado de ser algo exclusivo a ser algo muy lógico, ahora es una Ecommodity. La marca se lanza al mercado, dominado por grandes multinacionales que no quieren cambiar el status quo que les beneficia y perjudica a sus consumidores.

De esta forma, la empresa demuestra que las cosas se pueden hacer de otra forma, proporcionando al consumidor una alternativa eficaz, 100% eco, competitiva y asequible. La marca espera llegar a más de 25 mil hogares españoles en los próximos meses.

El Mundo Ecológico / Washaby