easyJet avanza hacia la reducción de emisiones de carbono en la aviación

24
reducción emisiones

Iniciativa que busca mejorar la gestión del tráfico aéreo y optimizar las rutas aéreas

easyJet es la primera aerolínea en sumarse a Iris, un innovador programa de gestión del tráfico aéreo que busca facilitar sistemas para minimizar los retrasos en los vuelos, ahorrar combustible y reducir el impacto medioambiental del transporte aéreo.

El programa está liderado por Inmarsat, líder mundial en comunicaciones móvil por satélite, en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA) y Airbus. Iris es un proyecto clave para la modernización y digitalización de la aviación y, a la vez, apoya el plan de investigación del Cielo Único Europeo (SESAR) para una mejor gestión del tráfico aéreo.

En línea con su compromiso con la descarbonización, la empresa recientemente estableció un objetivo intermedio para reducir las emisiones de carbono en un 35% de cara al año fiscal 2035. Este compromiso se enmarca en ‘Race to Zero’, una iniciativa lanzada por las Naciones Unidas a la que la empresa se adhirió con el objetivo de lograr cero emisiones para el año 2050.

La empresa está trabajando con partners clave del sector como Airbus, GKN Aerospace, Cranfield Aerospace Solutions y Wright Electric para acelerar el desarrollo de las tecnologías que puedan hacerlo posible.

easyJet se une al programa Iris

Reducción de emisiones de carbono

Hasta que se disponga de estas tecnologías, la compañía sigue centrada en reducir sus actuales emisiones de carbono en la medida de lo posible y, en este camino, programas como Iris desempeñan un papel clave.

Iris ayuda a la aerolínea a seguir operando sus aviones de la forma más eficiente posible y complementa iniciativas existentes como el ajuste del rodaje de un solo motor (taxiing) a la salida y la llegada, el uso de información meteorológica avanzada y el trabajo que se desempeña con partners como Airbus, Collins Aerospace, NATS y Eurocontrol para conseguir una mayor eficiencia en los vuelos.

Asimismo, el programa apoya la modernización del espacio aéreo, un elemento crucial para toda la industria. Con rutas más directas, los tiempos de vuelo se ven acortados y se producen menos emisiones de carbono. El Cielo Único Europeo tiene como objetivo reducir en un 10% las emisiones de carbono de la aviación europea.

Hugh McConnellogue, director de Operaciones Aeroportuarias y Navegación de easyJeyt, comenta, “El programa Iris aporta múltiples beneficios, desde ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos medioambientales reduciendo aún más nuestras emisiones de carbono procedentes de los vuelos que operamos, hasta proporcionar una mejor experiencia a nuestros pasajeros”.

El Mundo Ecológico / easyJet