Fenercom publica la Guía Básica de Microcogeneración

El objetivo de esta publicación cubrir una laguna documental ya que existen muy pocas publicaciones disponibles La Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid ha publicado un guía de apoyo para entender este tipo de producción eléctrica y que consigue ahorros de hasta un 40% en energía primaria. La cogeneración consiste en la producción simultánea de calor y electricidad en el punto de consumo final de energía a partir de un combustible, generalmente gas natural.

Los rendimientos de estos equipos son muy elevados, del orden del 85-90%, si se comparan con los de las centrales eléctricas convencionales (del 35% en el caso de las centrales de carbón) y con los de las centrales de ciclo combinado con gas natural (del 58% en las centrales más modernas).

Según afirma Fenercom en su comunicado la cogeneración genera superávit económico y ambiental y por eso la Comunidad de Madrid, a través de la Dirección General de Industria, Energía y Minas y con el apoyo de la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid, han puesto en marcha un programa específico de impulso a una tecnología energéticamente eficiente como es la microcogeneración.

Además del citado programa es preciso contar con actividades formativas e informativas, siendo objetivo de esta publicación cubrir una laguna documental, pues existen muy pocas publicaciones disponibles, que sirva para divulgar las ventajas y características de este tecnología.

Esta guía es descargable en formato pdf desde la sección de publicaciones de www.fenercom.com

La microcogeneración se refiere a equipos de pequeña potencia, de menos de 50 kW, que pueden ser instalados, con facilidad y una inversión reducida, en edificios industriales, del sector terciario y residencial, en edificios públicos, etc.

Este tipo de generación de energía térmica y de electricidad permite conseguir ahorros de hasta un 40% de energía primaria, ya que se reducen las pérdidas de energía eléctrica en el transporte y distribución de electricidad. Se trata pues de una de las tecnologías que se denomina de generación distribuida.

Uno de los requisitos que se precisa para que estas instalaciones sean rentables económicamente es que exista una demanda térmica de varios miles de horas al año, es decir consumo de agua caliente para calefacción y ACS. La energía eléctrica generada es, generalmente, vertida a la red de distribución, ya que ésta energía vendida cuenta con una «prima» al estar contemplada la cogeneración dentro del «Régimen Especial de Productores Eléctricos».

Actualmente, existen varias tecnologías de microcogeneración, pero las más comunes son: las basadas en motores de combustión interna —similares a los de los automóviles—, los motores de combustión externa tipo Stirling y las microturbinas.

La cogeneración había sido hasta ahora una actividad ligada a la industria, contribuyendo a lograr un sistema productivo eficiente y competitivo, ahorrando energía y emisiones y aportando beneficios a la generación distribuida.

En el contexto actual, de crecientes alzas del precio de la energía, la microcogeneración se configura como una tecnología con futuro en los sectores industriales y, también, no industriales, tal y como sucede en Japón y Alemania con más de 20.000 y 4.000 equipos instalados anualmente.

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies