El cuidado sostenible de los campos de girasol

La marca Flora se fija como objetivo que el 100% de los campos de girasol sean sostenibles en 2020

Detrás de la elaboración de cada producto se producen innumerables acciones que afectan al medio ambiente. Es un hecho que cada vez es más necesario que las compañías deban apostar por ser sostenibles en su producción en todos los ámbitos en los que interviene durante la fabricación de un bien. Uno de los puntos más importantes para aplicar criterios de cuidado ambiental se encuentra en la producción de la materia prima.

Hemos querido hablar con Ana Palencia, responsable de Sostenibilidad de Unilever para el sur de Europa, sobre cómo aplicar políticas de sostenibilidad desde el comienzo de la elaboración de un producto como la margarina, es decir, desde los campos de girasol. El aceite procedente de este cultivo, aporta Omega 6, es el segundo más valorado por los españoles y es el principal ingrediente de esta margarina, lo que permite disfrutar de sus beneficios nutricionales.

Durante la entrevista hemos conocido que para elaborar una tarrina de margarina de 500 gramos de su marca Flora se necesitan unas 7.700 semillas de girasol. La marca produce 13,5 millones de tarrinas al año por lo que nos podemos hacer una idea de la importancia de minimizar el impacto ambiental que se genera en esta actividad. La implicación del agricultor es fundamental y la compañía les ayuda a lograr que sus campos sean sostenibles y así obtener semillas y aceites de la máxima calidad. Actualmente, un 40% de los campos de cultivo de girasol de la marca son sostenibles y el compromiso de la firma no acaba ahí, ya que la prioridad es conseguir que en 2020 el 100% de los campos que cultivan los girasoles de Flora tengan esta característica.

La compañía aconseja a los productores sobre la rotación de los campos para mejorar la fertilidad de la tierra, preservar las zonas de campo virgen para que los pequeños insectos como las abejas puedan realizar sus ciclos de polinización natural, o minimizar el uso de pesticidas son algunas de las prácticas que Flora trata de impulsar con cada agricultor. Y también, y no menos importante, hablar sobre el control del gasto de agua en los cultivos.

Toda esta acción se enmarca dentro del Plan Unilever para una Vida Sostenible que ha marcado tres grandes objetivos para el 2020. El primero se propone reducir a la mitad el impacto medioambiental derivado de la fabricación y el uso de sus productos. El segundo, ayudar a más de mil millones de personas a tomar acción para mejorar su salud y bienestar y por últimos, conseguir que el 100% de las materias primas, utilizadas en sus productos procedentes de la agricultura, sean sostenibles.

Como ejemplos de su compromiso por tener una política medio ambiental implantada en su actividad, Unilever ha logrado estar en el primer puesto de su sector en el Índice Dow Jones de Sostenibilidad 2014. También el Índice FTSE4Good, la compañía logró 5 puntos, la puntuación más alta en medio ambiente. Encabezó por cuarto año consecutivo el listado de Líderes Globales de Sostenibilidad Corporativa en la encuesta anual de 2014 de GlobeScan/Sustainability, y en 2015 se posicionó en el ranking como la compañía de alimentos y bebidas más sostenibles en el informe Tras.

Entrevista en Cadena SER Madrid Norte / Cadena SER Madrid Sur

Puedes saber más acerca de este tema escuchando la entrevista a Ana Palencia, responsable de Sostenibilidad de Unilever para el sur de Europa, que han realizado Gema Moreno y Antonio Quilis en el programa Hoy por Hoy de Cadena SER.

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies