Un nuevo negocio derivado del reciclaje

45
Contenedor de basura

La Ciudad de México es la segunda urbe que genera mayor cantidad de basura de todo el mundo y la mayor de América Latina

En 2019 se tiraron aproximadamente 13 mil toneladas diarias de desechos según cifras de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), de los cuales solo 582 toneladas fueron transferidas a plantas de reciclaje.

Los desafíos para la disposición de los residuos sólidos son múltiples: la falta de políticas públicas que incluyan las acciones de concientización en el consumo, la ausencia de campañas que advierten sobre el grave impacto tanto en la salud como al medio ambiente y la poca cultura del reciclaje, resultan en que cada año la basura se acumule en espacios públicos en toda la ciudad. Las inundaciones causadas por coladeras bloqueadas son comunes en la época de lluvias.

En la zona capitalina hay 14 mil trabajadores sindicalizados y 10 mil sin recibir prestaciones, indica el Inventario de Residuos Sólidos de 2018. La problemática ambiental, social y económica que encierra el reciclaje presenta oportunidades de negocio para las empresas, tanto en el aprovechamiento adecuado de los residuos como en la creación de empleos en las etapas de recolección, transformación y distribución de los nuevos productos que se obtengan de este proceso de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo.

Cerrando el Ciclo

1 kg de vidrio = 50 = 200€ de joyería

La industria del reciclaje en México se estima en 3 mil millones de dólares, de acuerdo con la Asociación Nacional de Industrias del Plástico, volviéndose un mercado atractivo dado el bajo precio que tienen los residuos, pero que tras su transformación en un nuevo producto pueden aumentar de valor.

Por ejemplo, mientras el kilo de vidrio no supera los 50 centavos, artículos de joyería elaborados con dicho material en Cerrando el Ciclo tienen un valor de $200 aproximadamente.

El correcto manejo de residuos sólidos es posible convertirlo en una labor rentable, que impacte de forma positiva la calidad de vida, contribuya a la competitividad y a la efectiva inclusión social de las mujeres y hombres que se dedican a la recolección de basura.

El Mundo Ecológico / Cerrando el Ciclo