Microsoft invierte más de 7 millones de dólares en reabastecimiento de agua

18
Proyectos de Microsoft para el agua

La compañía ayuda a organizaciones para el agua a a través de Microsoft Climate Innovation Fund

Este mes de marzo, la ONU ha celebrado la Conferencia sobre el Agua 2023, su primer evento centrado en este tema en 46 años. Con motivo de la cita, Microsoft ha reforzado su compromiso de ser positiva en agua para 2030, anunciando su unión a la Water Resilience Coalition. Para la compañía, la gestión del agua es crucial.

Microsoft ha impulsado diferentes iniciativas para cumplir con este objetivo dentro de su estrategia de sostenibilidad. Ha trabajado junto a clientes y partners para ayudar a las organizaciones a monitorizar y gestionar sus datos de agua de forma más efectiva, a través de Microsoft Climate Innovation Fund.

Este fondo apoya globalmente proyectos vinculados al agua y su reabastecimiento. Así como una iniciativa con FIDO Tech que utiliza una tecnología única para la detección de fugas.

Además, en los últimos tres años, Microsoft ha trabajado en torno a cinco pilares para guiar sus acciones y futuras decisiones en materia de sostenibilidad:

Reducir la huella de agua de sus operaciones directas

Microsoft adopta una perspectiva holística para reducir el uso de agua en sus instalaciones, utilizando diseños que mejoran la eficiencia y operatividad. También, a largo plazo, innovaciones para reducir, reciclar y reutilizar el agua.

Por ejemplo, en algunos de sus centros de datos ubicados en países más fríos, como Suecia o Finlandia, ha utilizado aire en lugar de agua para refrigerarlos, o ha recolectado y reutilizado agua de lluvia para reducir su dependencia de fuentes potables municipales.

De igual manera, ha implementado innovaciones en este campo en sus propios campus, como en el de Silicon Valley, que está en trámites para obtener la certificación de neutralidad en agua a través del International Living Futures Institute (ILFI). El objetivo es convertirse en uno de los primeros campus en conseguir la acreditación.

Aumentar la disponibilidad de agua potable y servicios sanitarios

En la actualidad, Una de cada cuatro personas en el planeta carece de acceso a agua potable, y casi la mitad de la población mundial no dispone de servicios sanitarios adecuados.

Desde 2020, Microsoft ha colaborado con Water.org para proporcionar microcréditos destinados a varias soluciones, como la instalación de inodoros, grifos y sistemas mejorados de almacenamiento de agua en India, Indonesia, México y Brasil.

Gracias a este apoyo de Microsoft, se ha logrado que más de un millón de personas tengan acceso a servicios sanitarios y agua potable. Asimismo, están en camino de alcanzar su objetivo de llegar a 1,5 millones de personas.

A pesar de esto, la compañía reconoce que hay mucho más por hacer y sigue buscando nuevas formas de ampliar su alcance global en los países donde opera, brindando oportunidades a aquellos que no pueden permitirse micropréstamos.

Reabastecer más agua de la que consuman las operaciones

Microsoft ya está reabasteciendo más agua de la que consume en sus operaciones en 40 cuencas prioritarias de los países en los que opera. Desde 2019, ha invertido más de 7 millones de dólares en proyectos de reabastecimiento. Por ejemplo, la protección de cuencas o la evaluación de la eficiencia en el uso del agua para fines agrícolas.

Como parte de su continuo esfuerzo de inversión en lo que se refiere a la disponibilidad de agua y su reabastecimiento, Microsoft ha alcanzado un acuerdo preliminar con WaterEquity para convertirse en el primer inversor del Water and Climate Resilience Fund.

Este fondo se centrará exclusivamente en infraestructura resiliente de agua y servicios sanitarios municipales para poblaciones menos desarrolladas de países del sur y sueste de Asia, África subsahariana y América Latina.

A través de este fondo, WaterEquity proporcionará financiación a proyectos y compañías que intenten mejorar el tratamiento, la distribución y la reutilización de las fuentes de agua. Esta inversión es el tercer proyecto relacionado con el agua a través del Climate Innovation Fund de Microsoft, que alcanza los 1.000 millones de dólares.

Escalar las soluciones a través de la innovación y la digitalización

La gestión del uso del agua en todas las operaciones de Microsoft, así como en proyectos de acceso y reabastecimiento, es crucial. Sin embargo, la compañía reconoce que aún se podría aumentar más el impacto potencial si se invirtiera y apoyara a aquellos clientes y partners que desarrollen tecnologías para proteger los recursos hídricos del mundo.

La digitalización de los datos de agua es clave para una correcta gestión del agua en todo el mundo ya que ayuda a identificar y comprender dónde se encuentran los problemas.

En este sentido, Microsoft ha anunciado recientemente una solución conjunta con Ecolab, que combina la plataforma digital ECOLAB3Dtm con Sustainability Manager de Microsoft para monitorizar y gestionar datos de agua.

De esta forma, se ayuda a las empresas a conseguir sus objetivos de sostenibilidad relacionados con el agua. Asimismo, proporciona una gestión del agua más eficiente en los procesos de producción. Todo al reducir el uso del agua, energía y las emisiones de carbono de los clientes.

Impulsar políticas del agua más efectivas e innovadoras

El compromiso de los gobiernos en la crisis mundial del agua es un elemento clave a la hora de proteger los recursos hídricos del planeta.

Microsoft tiene una estrategia muy activa en el impulso de acciones para promover la sostenibilidad ambiental y no deja de buscar oportunidades con organismos del sector privado y público. Así avanzan en políticas que promuevan la reducción y el reabastecimiento del agua y mejoren el acceso a agua limpia en regiones con escasez.

Próximos pasos

Microsoft se ha comprometido a ser positiva en agua para 2030. Entre otras acciones, ha cofundado la Water Resilience Coalition (WRC), una iniciativa liderada por CEOs para reducir el estrés hídrico en 2050.

Recientemente, la compañía ha firmado una convocatoria abierta con el fin de acelerar el impacto colectivo que las empresas pueden tener para crear resiliencia hídrica.

En los próximos años, Microsoft continuará buscando formas de reducir el uso de agua en sus operaciones y conseguir fuentes alternativas de abastecimiento.

El Mundo Ecológico / Microsoft