Saint-Gobain PAM se apunta a la geotermia

Lanza Pam Elixair, un sistema de intercambiadores de calor bajo tierra para construcciones eficientes y ecológicas

Saint-Gobain PAM ha lanzado su propio sistema de intercambiadores de calor bajo tierra para edificios, el sistema Pam Elixair, una solución que permite reducir el consumo energético de los edificios de entre 300 y 4.000 m2.

 

El intercambiador de calor bajo tierra es una solución geotérmica a pequeña profundidad para la climatización de edificios mediante un sistema de tuberías de fundición enterradas que llevan el aire al interior del inmueble en condiciones de confort térmico. Su objetivo es que el subsuelo absorba el calor excedente durante el verano, a la vez que lo cede durante el invierno.

De esta manera, el interior del edificio mantiene una temperatura aproximadamente constante durante el año, reduciendo su consumo energético total. Su funcionamiento se basa en la diferencia de temperaturas existente entre la superficie y el subsuelo en el entorno de un edifico. Es conocido que el subsuelo tiende, a cierta profundidad, a mantener la temperatura constante a lo largo de todo el año, con pequeñas variaciones de entre 2 a 5º C a partir de 2 metros de profundidad.

De esta manera se permite reducir el consumo energético de la instalación de climatización, tanto en la fase de construcción como a lo largo del funcionamiento de la misma, e incluso la sustitución de otros sistemas de acondicionamiento de aire de instalación más costosa y que demandan mayor potencia energética durante su actividad.

La elección de un material tan duradero como la fundición tiene como objetivo evitar que durante la vida del edificio hubiese que desenterrar las tuberías de canalización para solucionar una rotura o la pérdida de estanqueidad en cualquier punto. No hay que olvidar que estos sistemas se prescriben para lograr un ahorro económico, además de disminuir las emisiones de CO2 y garantizar la salud y el bienestar de los habitantes de las casas del futuro.

En los países desarrollados, los edificios residenciales y comerciales representan alrededor del 20% de las emisiones de CO2 y más del 40% del consumo de energía global. Las máximas prioridades de mejora de la eficiencia energética dentro de los edificios son tanto el aislamiento como la mejora de los sistemas de climatización. En este sentido se vienen desarrollando desde hace años la mayoría de las reglamentaciones a nivel nacional y europeo.

El Mundo Ecológico

 

Saint-Gobain PAM se apunta a la geotermia

Saint-Gobain PAM se apunta a la geotermia

 

Lanza Pam Elixair, un sistema de intercambiadores de calor bajo tierra para construcciones eficientes y ecológicas

 

Saint-Gobain PAM ha lanzado su propio sistema de intercambiadores de calor bajo tierra para edificios, el sistema Pam Elixair, una solución que permite reducir el consumo energético de los edificios de entre 300 y 4.000 m2.

El intercambiador de calor bajo tierra es una solución geotérmica a pequeña profundidad para la climatización de edificios mediante un sistema de tuberías de fundición enterradas que llevan el aire al interior del inmueble en condiciones de confort térmico. Su objetivo es que el subsuelo absorba el calor excedente durante el verano, a la vez que lo cede durante el invierno.

De esta manera, el interior del edificio mantiene una temperatura aproximadamente constante durante el año, reduciendo su consumo energético total. Su funcionamiento se basa en la diferencia de temperaturas existente entre la superficie y el subsuelo en el entorno de un edifico. Es conocido que el subsuelo tiende, a cierta profundidad, a mantener la temperatura constante a lo largo de todo el año, con pequeñas variaciones de entre 2 a 5º C a partir de 2 metros de profundidad.

De esta manera se permite reducir el consumo energético de la instalación de climatización, tanto en la fase de construcción como a lo largo del funcionamiento de la misma, e incluso la sustitución de otros sistemas de acondicionamiento de aire de instalación más costosa y que demandan mayor potencia energética durante su actividad.

La elección de un material tan duradero como la fundición tiene como objetivo evitar que durante la vida del edificio hubiese que desenterrar las tuberías de canalización para solucionar una rotura o la pérdida de estanqueidad en cualquier punto. No hay que olvidar que estos sistemas se prescriben para lograr un ahorro económico, además de disminuir las emisiones de CO2 y garantizar la salud y el bienestar de los habitantes de las casas del futuro.

En los países desarrollados, los edificios residenciales y comerciales representan alrededor del 20% de las emisiones de CO2 y más del 40% del consumo de energía global. Las máximas prioridades de mejora de la eficiencia energética dentro de los edificios son tanto el aislamiento como la mejora de los sistemas de climatización. En este sentido se vienen desarrollando desde hace años la mayoría de las reglamentaciones a nivel nacional y europeo.

 

El Mundo Ecológico

 

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies