Obama reconoce abiertamente que el Ártico debe protegerse

El presidente responde a la petición del músico Alejandro Sanz para que EE.UU. apoye la creación de un santuario

 

“El Ártico juega un papel crítico en nuestros esfuerzos para hacer frente al cambio climático” es una de las frases más destacables que se pueden subrayar de la carta de respuesta que el presidente Barack Obama ha dirigido al músico Alejandro Sanz.

Todo empezó en un viaje que el músico español emprendió al Ártico acompañando a una expedición de Greenpeace al corazón de Groenlandia. Alejandro Sanz quedó impactado de cómo el cambio climático estaba afectando a esta parte del planeta al ecosistema y a sus pobladores.

Esta visita al Ártico motivó el envío de una petición para que Estados Unidos apoye a la creación de un santuario en el Ártico. La respuesta de Obama ha sido en forma en una carta personal abierta en la que reconoce en “todos somos parte de su protección y conservación”.

El músico le entregó al presidente, con motivo de una reciente visita a la Casa Blanca, la carta en la que le pedía la adhesión a la “Declaración Internacional por el futuro del Ártico”. Sanz también le expresaba su preocupación por el futuro del Ártico y por las graves consecuencias que podía tener su destrucción para las generaciones futuras.

Greenpeace considera “un paso decisivo para la campaña el hecho sin precedentes de que el Presidente Obama reconozca, abiertamente y en primera persona, la importancia del Ártico”. Por eso insta al presidente a que tome el liderazgo en su protección y avance en la creación de un santuario ártico, junto al resto de naciones del Ártico. “Es el momento de convertirse en el líder mundial para proteger el legado de las generaciones futuras, como se comprometió al principio de su mandato. El primer paso es cerrar el Ártico norteamericano al petróleo”, ha declarado Pilar Marcos, responsable de la campaña del Ártico de Greenpeace.

En este sentido el propio Obama ha declarado que “durante demasiado tiempo ha habido una íntima relación entre las compañías petroleras y la agencia federal que les ha permitido perforar en busca de petróleo. Parece como si los permisos fueran, a menudo, emitidos en base a pocas garantías de seguridad por parte de las compañías petrolíferas”.

Greenpeace se congratula de que las declaraciones de Obama coinciden con otra buena noticia para el futuro del Ártico. Por segundo año consecutivo, y gracias a la presión mundial y la acción de la justicia, Shell ha decidido poner fin a su programa en Alaska durante 2014 donde pretendía continuar con su programa de perforación en el mar de Chukchi gracias a las licencias de exploración otorgadas por el gobierno norteamericano en 2008. El paso siguiente que la organización ecologista pretende es que S”hell deseche su programa de perforaciones para siempre”.

La petición ha sido firmada por más de cinco millones de personas en todo el mundo las que se han firmado a la petición de un santuario en el Ártico (200.000 en España). Greenpeace se reafirma en que “la campaña continúa con fuerza para lograr una protección real del Ártico, del que depende el futuro de todos”.

El Mundo Ecológico /Greenpeace

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies