¿Qué multinacionales están detrás de las marcas orgánicas?

Los 100 primeros procesadores de comida participan en 92 empresas del sector bio norteamericano

Siempre hemos escuchado rumores, al menos los que estamos conectados a este mundillo de lo eco, de que las grandes marcas o sus presidentes estaban comprando grandes extensiones de tierras para asegurarse una alimentación sana y eco en el futuro… Que si el presidente de tal o cual multinacional alimentaria ha comprado un terrenito de miles de hectáreas en América del Sur… o que tal industria está detrás de comprar marcas orgánicas…

Esto son sólo rumores… leyendas urbanas… hasta la publicación en febrero de 2014 de un trabajado estudio titulado“Organic Processing Industry Structure” realizado por Phillip H. Howard, profesor asociado de la Universidad de Michigan. Howard ha rastreado las adquisiciones de marcas orgánicas o alianzas realizadas por las principales compañías de alimentos desde 1984.

Pepsi, Coca Cola, Kellogg, Nestlé, M&M Mars, General Mills, Bimbo Bakeries, Campbell Soup… ¿Te suenan estas marcas? Pues son sólo una pequeña muestra de las multinacionales que están detrás de algunas de las empresas de alimentación orgánica americanas.

En el estudio se puede consultar la estructura de la industria alimentaria de 92 reconocidas marcas orgánicas en Estados Unidos, y cómo los 100 primeros procesadores de comida participan en estas compañías.

Aunque el listado es de hace más de un año, Howard se encarga de actualizar a pie de página del estudio las nuevas incorporaciones. Para explicar las conexiones incluyó en su informe un gráfico, algo rudimentario y no muy atractivo, para explicar la participación de estas multinacionales.

Como en prácticamente todos los países avanzados, en Estados unidos ha habido un aumento en todos los sectores de alimentos orgánicos. El sector ocupa aproximadamente una media del 5 por ciento de las ventas de alimentos de este país. Acerca de las frutas y verduras orgánicas la media se eleva al 12 por ciento. Una  forma de consumo que cada vez tiene más seguidores.

Pero ¿por qué un estudio publicado hace un año sale a la luz ahora? Simplemente porque el mismísimo The Washington Post se ha fijado en él, le ha quitado el polvo y le ha dado una actualidad con un formato más atractivo, un panel animado y un listado ordenado de las compañías que participan en la industria orgánica. ¿Simplemente?

Desde hace unas semanas el diario norteamericano está publicando, con la firma del periodista Peter Whoriskey, una serie de informaciones donde se habla y se cuestiona la labor de la parte orgánica de la USDA, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. La serie, muy recomendable de leer, comienza con una noticia del 1 de abril, “¿Es la comida orgánica más segura y saludable? El responsable en la materia orgánica de Estados Unidos no lo va a decir”, donde se saca este viejo debate y se le pregunta al jefe del Programa Nacional de Orgánicos de USDA acerca de esta cuestión. La segunda entrega llegó el 28 de abril cuando salió a la luz una noticia titulada “Claro, que la comida tiene etiqueta orgánica del gobierno. Pero eso no quiere decir que se hizo sin productos químicos artificiales”. La tercera entrega se completó el primero de mayo con el interesante y didáctico panel del que ya hemos hecho mención. Y, seis días después, completan la información del famoso panel con un resumen del estudio de Phillip Howard con la entrega de “Su marca orgánica preferida es en realidad propiedad de una empresa multinacional de la alimentación”.

Pero aún hay más… El pasado 20 de mayo Whoriskey publica “USDA niega a investigar las presuntas violaciones en las principales granjas orgánicas” donde se cuestionan las prácticas de cría de ganado y aves…

El porqué se publican esta serie de artículos será una conclusión que cada uno deberá realizar… pero dejan el poso de la duda acerca de la gestión del control de la alimentación orgánica. No podemos aventurarnos a conocer con qué intereses, pero seguramente habrá más noticias y sabremos en qué acaba esta serie de informaciones…

Volvamos a la presencia de las multinacionales de la alimentación en las marcas orgánicas…. Es bueno dejar aquí la reflexión del profesor Howard: “Es más fácil que nunca acceder a los alimentos […] y los precios han bajado. Por otro lado, hay una presión continua para debilitar las normas orgánicas nacionales para aumentar los beneficios, y las grandes empresas tienen el poder para hacerlo”.

Se cree que la independencia y el espíritu con el que se crearon originalmente estas empresas están en peligro. Significativo es que algunas marcas orgánicas no exhiben públicamente que son parte o pertenecen a una multinacional. La participación de estas compañías ¿obedece al 100% a una estrategia de Responsabilidad Social Corporativa? El negocio mueve muchos miles de millones de dólares, una apetecible pastel… orgánico.

El Mundo Ecológico

 

 

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies