Aprobada la metodología de contabilidad del carbono para el medio marino

56
praderas marinas

Se trata de la primera metodología en Europa dedicada a la protección de las praderas marinas

El proyecto de investigación “Prométhée-Med” ha dado lugar a la primera metodología dedicada a la protección del medio marino. El proyecto se rige bajo el estándar doméstico francés “Label bas-carbone”. Su aplicación debería representar una reducción potencial de 24.000 tCO2e/año de media.

Al garantizar la existencia de una metodología acorde con las mejores prácticas, el proyecto contribuye a apoyar la acción climática al ritmo requerido por la ciencia.

Esta metodología pionera allana el camino para la conservación eficaz de una importante reserva de carbono y un hábitat natural clave del Mediterráneo. Es decir, las Praderas de Posidonia. Además, ha sido aprobada por la Dirección General de Energía y Clima (DGEC) del Ministerio de Transición Ecológica en Francia.

La nueva metodología responde a la necesidad crucial de la industria de proporcionar créditos de carbono de alta integridad y marca el camino hacia una ambición aún mayor, como la establecida por los Principios Básicos del Carbono anunciados recientemente por el Consejo de Integridad para el Mercado Voluntario de Carbono.

Esta garantía en la calidad de los proyectos nos acerca más a los niveles de inversión necesarios para que los mercados de carbono desempeñen plenamente su papel en la aceleración de la transición hacia el cero neto y la ampliación de soluciones al cambio climático.

Colaboración público-privada

“Este proyecto es la prueba concreta de que las asociaciones público-privadas pueden movilizar el conocimiento técnico de los expertos en el campo. Por ejemplo, el de los equipos de EcoAct. Asimismo, se busca impulsar la protección de la biodiversidad marina a través de financiación innovadora”, afirma Emilie Alberola, Directora de EcoAct Europa del Sur.

En términos más generales, el proyecto contribuirá a preservar el litoral, ya que las praderas marinas ayudan a frenar la erosión costera. Asimismo, el proyecto ayudará al medio marino, donde las praderas marinas son un hábitat clave en el ecosistema mediterráneo.

“Al acoger el proyecto “Prométhée-Med”, nacido en Marsella de la intersección entre los retos de preservación del Parque Nacional y la voluntad del sector privado, el Parque Nacional de Calanques confirma su posición como territorio volcado hacia la innovación. Esto en favor de la preservación de la biodiversidad y la transición ecológica.

Con la metodología ya aprobada, el Parque Nacional trabaja actualmente en un proyecto que se presentará al Ministerio de Transición Ecológica. Este espera permitir la integración el mercado del carbono como beneficiario”, declara Gaëlle Berthaud, Directora del Parque Nacional de Calanques.

Agenda ambiental de las empresas

“Prométhée-Med” es la primera metodología de contabilidad del carbono en Francia y en Europa dedicada a la protección de las praderas marinas. Nos complace haber contribuido al desarrollo de soluciones para la protección del medio ambiente en la región”, afirma Fabrice Coquio, SVP Digital Realty, Presidente de Digital Realty Francia.

“El proyecto nos convenció desde el principio, ya que está plenamente alineado con la agenda medioambiental de Schneider Electric. Cuando llevamos a cabo proyectos de desarrollo económico, acompañamos a nuestros clientes en su descarbonización y en la preservación de la biodiversidad.

“Como actor global con un enfoque local, estamos orgullosos, como empresa francesa, de haber apoyado este proyecto. Este se inició en el Parque de Calanques y combina la preservación de los ecosistemas marinos con la captura y almacenamiento de carbono”, afirma Hélène Macela-Gouin, Vicepresidenta de Secure Power, Schneider Electric Francia.

Académicos y científicos involucrados

Además del apoyo de este grupo de agentes medioambientales y digitales, el proyecto “Prométhée-Med” ha contado con los resultados de instituciones del ámbito académico y científico. Por ejemplo, la Universidad de Córcega Pasquale Paoli, el SIG Posidonie, Centro de Córcega y el Instituto Mediterráneo de Oceanografía, la Universidad Aix-Marsella.

“Me gusta este proyecto porque combina la protección esencial de las praderas de Posidonia oceanica, los servicios ecosistémicos que prestan (entre ellos la captura y almacenamiento de carbono) y herramientas económicas complejas (para mí) pero esenciales”, afirma Charles-François Boudouresque, profesor emérito del MIO.

El Mundo Ecológico / Eviden