Más de la mitad de las aguas superficiales de la UE presentan un mal estado

La Agencia Europea de Medio Ambiente considera que el mayor contaminante son los fertilizantes

La Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) ha sacado a la luz el informe Las aguas europeas – Evaluación de la situación y las presiones, que considera que más de la mitad de las aguas superficiales del continente está por debajo de un buen estado ecológico o “estado potencial”.

Sin embargo, también aclara  que las aguas europeas están mejorando durante las últimas dos décadas pero no lo suficientemente rápido, ya que para cumplir con los objetivos establecidos por la DMA. Sólo el 52% de las masas de agua se prevé alcanzar un buen estado ecológico para 2015, de acuerdo con los planes de los estados miembros.

En el informe se analiza la situación de 104.000 ríos, 19.000 lagos y 4.000 las masas de agua de transición y costeras notificados por los Estados miembros.

Jacqueline McGlade, directora ejecutiva del EEE, ha declarado que “las aguas europeas han mejorado mucho en las últimas dos décadas, ya que la legislación ha reducido con éxito muchos tipos de contaminación y tratamiento de aguas residuales. Pero es posible que los estados miembros de la UE  vayan a perder las próximas metas por un amplio margen, por lo que necesitan con urgencia intensificar los esfuerzos para proteger la salud humana y los ecosistemas de los que dependemos”.

Para las aguas superficiales, existen dos categorías separadas: el estado ecológico y químico. Las masas de aguas subterráneas se clasifican en función de su estado químico y cuantitativo. Para que una masa de agua esté en un buen estado general ambos tipos deben de tener un informe favorable que refleje su buen estado de salud.

Más de la mitad de las masas de agua superficial en Europa se registraron por debajo de un buen estado ecológico o estado potencial, de acuerdo con los últimos datos que muestran el estado hasta el año 2009.

Muchas masas de agua europeas siguen siendo contaminadas por exceso de nutrientes, principalmente de fertilizantes, señala el informe. Cuando los fertilizantes se filtran desde las tierras de cultivo hacia el medio acuático, se puede crear la eutrofización, un proceso que se caracteriza por el crecimiento de especies vegetales y de algas nocivas, el agotamiento del oxígeno y la consiguiente pérdida de la vida en el agua de fondo.

La contaminación difusa de la agricultura es una importante presión de más del 40% de las masas de agua europeas en los ríos y aguas costeras, y en un tercio de los lagos y las aguas de transición.

Según el informe, en general, las concentraciones de contaminantes en el agua están cayendo en muchas cuencas. Por ejemplo, si los niveles de amonio y fósforo continúan disminuyendo al ritmo actual, van a estar a niveles que cumplan un buen estado en 2015 y 2027 respectivamente. Los nitratos también disminuyen, aunque este contaminante todavía será demasiado alto durante varias décadas en la actual tasa de disminución,

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies