Europa pide medir mejor los impactos en la salud y en el cambio climático de las partículas de carbón

La Agencia Europea de Medio Ambiente desvela que el seguimiento a este tipo de contaminación es “irregular”

 

“Las partículas de carbón es un contaminante del aire que daña la salud humana y puede contribuir al cambio climático por lo que la reducción de emisiones puede tener muchos beneficios”. Este podría ser una de las frases más importantes del informe de 48 páginas que la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) ha publicado sobre la medición de este componente en el aire.

El informe de la AEMA, “Status of black carbon monitoring in ambient air in Europe” (“Monitorizacón del estado del `carbón negro´en el aire de Europa”) ha analizado las redes de control de medición de partículas de carbón en la actualidad, las metodologías de medición y cómo se utiliza esta información.

La agencia destaca que al tener ahora más conocimientos sobre los efectos de este contaminante “se considera cada vez más como un objetivo importante el control del medio ambiente”. Los autores del informe de la AEMA esperan “que el estudio animará a un seguimiento más exhaustivo de este contaminante, que actualmente es irregular”.

Este componente del carbón es la parte de hollín de “Material Particulado” (PM, son siglas en inglés) formado por la combustión incompleta de combustibles fósiles y de biomasa. Se emite en su mayoría por vehículos de maquinaria móvil, tales como máquinas forestales, barcos, carbón o estufas de leña en los hogares. Otra fuente importante es la quema de biomasa en espacios abiertos incluidos los incendios forestales y la quema de residuos agrícolas.

De todos los contaminantes del aire, el material particulado es el más dañino para la salud en Europa ya que representa una mezcla de partículas muy finas, en parte cancerígenas, lo suficientemente pequeño para entrar en el torrente sanguíneo y llegar a otros órganos.

En la actualidad existe un vivo debate acerca de si la reducción de este contaminante puede tener beneficios significativos en paliar el cambio climático, con estudios recientes que sugieren que el efecto del carbón sobre el clima es más potente de lo que se pensaba. En la atmósfera el contaminante que contiene carbono absorbe eficazmente la radiación solar que conduce a un calentamiento de la atmósfera. Como ejemplo muy gráfico, cuando se posa en la nieve o el hielo, el color más oscuro absorbe más calor, acelerando la fusión.

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies