El consumo de carbón seguirá creciendo hasta 2017

Su uso se igualará al del consumo de petróleo y hará que se disparen las emisiones de CO2

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE) la participación del carbón en el mix energético mundial seguirá aumentando, tanto que en el año 2017 el carbón se acercará a superar al petróleo como fuente de energía del mundo superior. Este dato ha sido publicado por la Agencia Internacional de la Energía en la publicación de su informe anual de las previsiones a medio plazo el mercado del carbón (MCMR).

Aunque la tasa de crecimiento del carbón reduce el ritmo vertiginoso de los últimos diez años, el consumo mundial de carbón para el año 2017 se cifra en 4,32 mil millones de toneladas equivalentes de petróleo (mtep), frente a alrededor del 4,4 mtep de petróleo. La AIE espera que la demanda de carbón aumentará en todas las regiones del mundo, excepto en Estados Unidos, donde el carbón está siendo desplazado por el gas natural.

Según el director ejecutivo de la AIE Maria van der Hoeven este informe da cuenta de que la tendencia continúa “gracias a la abundante oferta y la demanda insaciable de poder de los mercados emergentes, el carbón acaparó cerca de la mitad del aumento de la demanda mundial de energía durante la primera década del siglo 21”.

Se reseña que en el mundo se quemarán alrededor de 1,2 millones de toneladas más de carbón al año para el 2017 en comparación con las cifras de este momento.

China y La India lideran el crecimiento en el consumo de carbón en los próximos cinco años. El informe señala que China superará al resto del mundo la demanda de carbón durante el período de las perspectivas, mientras que La India se convertirá en el mayor importador de carbón transportado por mar y segundo consumidor más grande, superando a Estados Unidos.

El informe señala que, en ausencia de un precio al alza del carbono, sólo una fuerte competencia de precios bajos del gas puede reducir eficazmente la demanda de carbón. Van der Hoeven declaró durante la presentación del informe que “la experiencia de los EE.UU. sugiere que un mercado de gas más eficiente, marcado por la fijación de precios flexible y alimentada por recursos propios no convencionales puede reducir el uso de carbón, las emisiones de CO2 y las facturas de los consumidores de electricidad, sin perjudicar a la seguridad energética”, dijo. “Europa, China y otras regiones deberían tomar nota.”

También señaló que las previsiones del informe se basan en un escenario problemático ya que la captura y secuestro de carbono (CCS) no estará disponible durante el período de las perspectivas. “Las tecnologías de CCS –declaró Van der Hoeven- no están despegando según lo esperado, lo que significa que las emisiones de CO2 seguirán creciendo considerablemente”.

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Habla con EME