El comercio ecológico alemán, en transición

Alemania, con 105 nuevos mercados, aumenta su oferta ecológica un 30 por ciento en 2013

En los últimos diez años, la cifra de negocios de todo el sector ecológico se ha triplicado alcanzando los 755.000 millones de euros, según cifras de la Asociación de la Industria Alemana de Alimentos Ecológicos, BÖLW, Berlín. En los mostradores de las tiendas del comercio ecológico alemán se vendieron en 2013, según el barómetro de ventas de la Federación de Alimentos y Productos Naturales BNN, Berlín, productos ecológicos por un valor próximo a los 2.500 millones de euros. El sector ecológico continúa por el camino del éxito: en el primer semestre de 2014, las ventas aumentaron de nuevo casi dos dígitos. Ahora se trata de consolidar las estructuras para el futuro y aprovechar el potencial de diferenciación. 

La feria internacional de alimentos ecológicos, Biofach, constituye el punto de encuentro anual para los actores de todos los canales de comercio y ventas de productos ecológicos a comienzos de año en febrero. La próxima edición tendrá lugar del 11 al 14 de febrero en el recinto ferial de Núremberg.

En 2015, la Feria líder mundial de Alimentos Ecológicos espera una vez más la asistencia de más de 42.000 visitantes profesionales. Todos ellos —junto con los representantes de la sociedad, la política y los medios de comunicación— diseñan el futuro del sector. En el comercio, los desafíos son muy diversos. Al competir por la atención de los clientes, hoy en día es necesario crear nuevos planteamientos y experiencias de compra, así como presentar constantes innovaciones. Para conseguirlo, el sector se inspira en Biofach, que invita al comercio especializado cada año en febrero a asistir al encuentro del comercio especializado con foro y club.

Desarrollo expansivo del comercio y creciente interés de los consumidores

La base del continuo crecimiento del comercio ecológico se encuentra en la significativa ampliación del espacio de venta para los productos ecológicos. Con 105 nuevos mercados ecológicos, en Alemania se abrieron más tiendas en 2013 que nunca antes, un 30 por ciento más que el año anterior. Según la investigación de Bio-Markt.info, Lauterbach, esta cifra equivale a un aumento de casi 46.000 metros cuadrados de espacio comercial, lo que significa que se ha más que duplicado en una década. El desarrollo comercial expansivo transcurre de manera paralela al creciente interés de los consumidores por los alimentos ecológicos. En el actual barómetro ecológico de BMEL, el 23 por ciento de los menores de 30 años optan cada vez más por los alimentos procedentes de cultivo ecológico. Esta cuota supone un 9 por ciento más que el año anterior. El segmento que más gana en las preferencias de esta generación joven es el de los productos de conveniencia sin carne. Según el informe de seguimiento del mercado de Biovista, se observa una fuerte tendencia hacia una dieta vegana. Así pues, las ventas de artículos como el tofu o los productos vegetarianos para untar registraron en el primer semestre de 2014 un incremento del 20 y del 30 por ciento, respectivamente.

La tendencia apunta hacia los grandes establecimientos comerciales y las cadenas sucursalistas

En el aspecto comercial, se observa una tendencia hacia los establecimientos más grandes. El espacio medio de venta de un nuevo establecimiento oscila actualmente entre 450 y 500 metros cuadrados, lo que indica un significativo cambio estructural hacia los supermercados ecológicos. La cifra de este tipo de establecimientos se ha multiplicado por seis en los últimos diez años. Alrededor de la mitad de todas las tiendas y supermercados ecológicos son propiedad de cadenas sucursalistas. En Alemania hay en la actualidad 22 operadores comerciales con cinco o más puntos de venta locales, regionales o nacionales, y cuya expansión está impulsando el mercado de manera decisiva. El líder es la red de sucursales del mayorista de productos ecológicos Dennree con un total de 130 supermercados ecológicos Denn´s. Tan solo en 2013, la compañía, cuya central se encuentra en Töpen, abrió 23 nuevas sucursales. El segundo lugar lo ocupa la casa comercial de Darmstadt Alnatura, que el pasado año amplió su red de sucursales con 11 nuevos supermercados ecológicos Alnatura y cuenta ya con un total de 83. Además de los dos oferentes posicionados a escala nacional Denn´s y Alnatura, ha incrementado también el número de actores regionales como la Biocompanyde Berlín. Con nuevas aperturas de tiendas en 2014, la expansión de las áreas comerciales de alimentos ecológicos no cesa. 

“Hemos decidido a tiempo acelerar el ritmo y disponemos ya de 35 sucursales. En los últimos años, hemos conseguido abrir cada año de cinco a siete nuevas tiendas. Y queremos seguir con este ritmo de crecimiento”, asegura Georg Kaiser, director general de la Bio Company de Berlín. Con su enfoque en la capital alemana, la Bio Company apuesta por un perfil claro. “El espacio comercial en Berlín y Brandemburgo ha crecido durante los últimos doce años un 750 por ciento”, asegura Georg Kaiser.

Espíritu empresarial y planteamientos singulares

Dada la tendencia positiva de crecimiento, no es hora de dormirse en los laureles, afirma el consultor de comunicación Klaus Braun, Speyer am Rhein. Sin embargo, teme que haya demasiados actores que tienden a confiar en los éxitos empresariales logrados. “Más bien, se dedican a consolidar el éxito financiero actual y sientan, en esta fase éxito, la base de un fracaso inminente”, asegura el consultor en una provocadora “interpelación” publicada recientemente. 

En el comercio minorista, la competencia evoluciona cada vez más de un sistema competitivo de empresas posicionadas de forma diferente y gestionadas por sus propietarios hacia una competencia estructural en la que los sistemas de sucursales ocupan una parte cada vez mayor de los mercados. “Aunque en muchos lugares todavía pueden subsistir las tiendas gestionadas por sus propietarios, en algunas grandes ciudades ya se puede constatar que la ola de sucursales (a un alto nivel de diseño de las tiendas) viene de la mano de un incremento de oferta uniforme, anónima y aburrida”, asegura Brown. El sector debe desarrollar con valentía y espíritu empresarial planteamientos únicos y experiencias de compra para los consumidores, exige Brown. “Términos como deleite, comercio justo, regionalismo, manufacturas, slow food y vegano sustituyen las características de exclusividad que originalmente habían diferenciado a lo ecológico de la “masa gris” del comercio minorista de alimentos convencional” teme Brown. “El sector no debe arriesgarse a que los productos ecológicos pierdan su papel precursor”. Sin lugar a dudas, descansar en los laureles no supone una opción para Michael Radau, presidente de la junta directiva de SuperBioMarkt AG, Münster (D). El comercio ecológico vive de la contribución innovadora y siempre ha tenido el objetivo de ir un paso más allá que otros canales de distribución. “También en el futuro seguiremos pendientes de qué temas e innovaciones nos permitirán avanzar”, asegura contundente Michael Radau.

El Mundo Ecológico / Biofach

 

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies