Los cuatro pilares de la inversión de impacto y cómo funcionan en el mundo real

65
economía circular

El cambio climático representa una de las mayores amenazas para el desarrollo sostenible

En 2022, las pérdidas económicas por catástrofes naturales se estimaron en unos 275.000 millones de dólares, según Swiss Re, con fenómenos climáticos locales más frecuentes y duros que en años anteriores. Se prevé que esta tendencia continúe.

Además, la distribución de los fenómenos y las pérdidas asociadas están afectando de forma desproporcionada a las poblaciones más pobres y a los más vulnerables.

El impacto de las catástrofes naturales dentro de un país variará en función de la actividad económica de la población. Por ejemplo, la agricultura se ve gravemente afectada por los fenómenos climáticos, y alrededor de dos tercios de las personas en situación de extrema pobreza del mundo dependen de la agricultura para su subsistencia.

Las poblaciones más pobres también suelen estar menos preparadas para los fenómenos climáticos, a menudo no están aseguradas y disponen de menos mecanismos para hacerles frente.

Financiación climática

Según Swiss Re, se necesitan unos 270 billones de dólares de inversión para alcanzar el objetivo mundial de cero emisiones netas en 2050. Aumentar la financiación climática es fundamental. También presenta importantes oportunidades de negocio.

Apoyar la transición a cero emisiones netas también debe tener en cuenta las implicaciones sociales en las poblaciones para una transición justa. Creemos que los inversores pueden lograr maximizar su impacto positivo con su capital centrándose en cuatro temas clave: Mitigación al cambio climático; economía circular; adaptación; e inclusión social.

Mitigación del cambio climático

Comprometerse con la mitigación del cambio climático significa localizar y analizar oportunidades de inversión que ayuden a reducir, prevenir o capturar las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto puede hacerse mediante inversiones en transporte sostenible, energías renovables, eficiencia energética o capital natural.

A modo de ejemplo, nuestro equipo ha financiado un proyecto para construir los invernaderos hidropónicos de energía sostenible más grandes de Europa. Estos edificios de última generación ocupan una superficie superior a 55 campos de fútbol.

El proyecto aprovecha el calor residual de las plantas de tratamiento de aguas residuales para reducir la intensidad de carbono de los cultivos en su interior, hasta en un 75%, al tiempo que aumenta la productividad en torno a un 50%.

Nuestra financiación está permitiendo el despliegue inmediato de 286 estaciones de recarga para 1.130 autobuses eléctricos. Esto es suficiente para evitar 5.351 toneladas de carbono al año, que habrían sido producidas por motores de combustión interna equivalentes de gasóleo y gasolina.

La economía circular

Las inversiones en la economía circular suelen dirigirse a empresas que utilizan sistemas que tratan de eliminar los residuos y la contaminación. Por ende, buscamos productos y servicios que puedan producirse mediante procesos sostenibles y con materiales que puedan conservarse, reutilizarse o reciclarse.

Nuestro equipo de private equity ha realizado una inversión en una plataforma líder de comercio que permite a los propietarios de activos comprar y vender productos que ya no necesitan. Este modelo representa una enorme oportunidad de crecimiento. Esperamos que en los próximos años aumente la importancia del comercio de segunda mano.

Cada producto de segunda mano que se comercializa evita el uso de materiales, el coste de producción, la energía y las consiguientes emisiones de carbono que genera la producción de un producto nuevo. Por supuesto, el modelo de re-commerce sigue requiriendo logística y distribución, con algunos costes medioambientales, pero son mínimos.

Especialmente en tiempos de recesión, creemos que la apertura del comercio de segunda mano como modelo generalizado sin estigmas supone un importante beneficio social. Ya que permite a un grupo más amplio de personas beneficiarse de un acceso a bienes que antes no les hubiera sido posible.

Adaptación al cambio climático

Para los inversores, la adaptación al cambio climático significa encontrar formas de mejorar la resistencia al cambio climático de particulares, pequeñas y medianas empresas y comunidades.

La inversión puede dirigirse a compañías que ofrezcan soluciones de seguros climáticos o nuevas tecnologías. Estas deben mejorar el acceso a los seguros climáticos o a la evaluación de riesgos climáticos.

Nuestro equipo está ayudando a los agricultores de los mercados emergentes a captar estos datos sobre riesgos -vitales para la previsión agrícola- disponibles a través de teléfonos móviles. El sistema proporciona datos esenciales de seguimiento meteorológico, así como asesoramiento agrícola que ayuda a mejorar el rendimiento.

La información sobre los patrones de lluvia puede permitir a los agricultores, por ejemplo, tomar mejores decisiones sobre el riego y la aplicación de pesticidas.

Inclusión social

El último pilar -la inclusión social- se refiere a las inversiones que contribuyen a una sociedad inclusiva y equitativa, mejorando las oportunidades económicas o el acceso a los servicios financieros.

Se trata de un elemento crucial del desarrollo sostenible. Las inversiones pueden ir desde facilitar el acceso a infraestructuras sostenibles y viviendas sociales hasta soluciones que puedan crear o mantener puestos de trabajo.

Los expertos de nuestro equipo inmobiliario están encontrando formas eficaces de mejorar las características medioambientales de los edificios que gestionamos. Así, fomentando una mayor vitalidad económica y social en las zonas circundantes.

El éxito de la inversión en sostenibilidad dependerá de la solidez de los sistemas de gestión de impacto y ASG implantados. Cada vez hay más partidarios de marcos de impacto rigurosos que se ajusten a las mejores prácticas del sector y sean verificados de forma independiente.

En definitiva, el uso de estos cuatro pilares clave nos permitirá guiar a nuestros clientes a través de su viaje hacia la sostenibilidad, poniendo su capital a trabajar para hacer el bien.

El Mundo Ecológico / Veronika Giusti-Keller