Corcho PEFC para poner en valor la dehesa extremeña

La región apuesta por la calidad del corcho y la gestión sostenible de este entorno natural a través de sellos de calidad y certificaciones

La importancia del tapón de corcho de una botella de vino va mucho más allá del reconfortante sonido que produce su extracción del gollete antes de degustarlo… El vino, el caldo, también hay que saber apreciarlo en todos sus aspectos desde el vidrio que lo acoge, pasando por la etiqueta que le da imagen, llegando hasta el corcho natural que lo protege y lo conserva. El corcho también forma parte de un entorno natural y de una industria, su importancia es vital para conseguir que toda una tradición de cultivo, extracción y manipulación sigan activas y proporcione vida a zonas emblemáticas como es la dehesa extremeña

Para poner en valor un producto sostenible como éste, la entidad PEFC y la revista 19Líneas han organizado esta semana en San Vicente de Alcántara (Badajoz), la jornada “El corcho y el vino, el sabor de la dehesa extremeña”, en la que reunieron a propietarios forestales, sumilleres, enólogos estudiantes de la Escuela de Hostelería de Extremadura y transformadores del sector corchero.

La jornada, que contó con la colaboración del Cluster del Corcho de Extremadura (ASECOR), forma parte del proyecto “Cadena de valor del tapón de corcho con certificación PEFC”, que PEFC desarrolla con el apoyo de la Fundación Biodiversidad y del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El evento comenzó con una demostración de saca de corcho en la finca El Hito ubicada en Aliseda (Cáceres), propiedad de Orlando Santos. La finca consta de 1.600 hectáreas de las que se extraen 21.000 quintales de corcho en cada saca. La visita continuó por varias de las fábricas transformadoras de San Vicente de Alcántara (Badajoz) donde se pudo observar las distintas etapas en el proceso de fabricación del tapón de corcho.

Posteriormente tuvo lugar la  mesa de diálogo “Valores y Sabores de la dehesa extremeña”, que fue inaugurada por el Alcalde de San Vicente de Alcántara, Andrés Hernáiz de Sixte. El Alcalde hizo alusión a la tradición corchera de la localidad extremeña y explicó que allí se concentra el 90% de la industria corchera de España, principalmente fabricando corcho en plancha. Añadió que desde el Ayuntamiento apuestan por la calidad del corcho y la gestión sostenible de la dehesa a través de sellos de calidad y certificaciones como PEFC. Esperanza Carrillo, responsable de RSE y nuevos mercados de PEFC España, presentó a los asistentes el trabajo que la organización está desarrollando para divulgar el uso de tapón de corcho y las garantías de origen sostenible que ofrece el sello PEFC en este producto.  Por su parte, Lourdes Sánchez Arjona, Directora de 19Líneas presentó la segunda edición de la Carta de Corchos y la campaña “En los restaurantes, también Carta de Corchos”, en la que PEFC colabora promocionando el tapón de corcho entre sumilleres,  restaurantes y consumidores. Según Sánchez Arjona “El colectivo de los sumilleres es muy importante para comunicar al consumidor final la importancia del corcho. El principal objetivo de este proyecto es que los sumilleres aprendan y puedan transmitir su conocimiento acerca del corcho a los consumidores”.

Vicente Rodríguez, Presidente de ASECOR, apuntó la importancia del corcho como materia de debate en Europa ya que es un producto estratégico, e hizo una petición expresa para que en las botellas de vino se indique el tipo de tapón que utilizan.

Por último, Sergio del Castillo, Presidente de Absumex (Asociación de Barmen y Sumilleres de Extremadura), agradeció la visita y jornada ya que “es una gran oportunidad para que podamos transmitir al consumidor final todo lo que hay detrás de un tapón de corcho”. Asimismo, anunció que incluirá en el próximo campeonato de sumillería que se celebrará en Extremadura, una prueba para identificar los tapones de corcho.

Entrevista en Cadena SER Madrid Norte / Madrid Sur

Para saber más acerca del corcho y su importancia hemos entrevistado a Esperanza Carrillo, responsable del proyecto “Cadena de valor del tapón de corcho con certificación PEFC”. Un trabajo que pretende concienciar a la sociedad en general, y al consumidor en particular, sobre la importancia ambiental, económica y social del ecosistema que hay tras un gesto simple y cotidiano como descorchar una botella de vino.

PEFC España viene promocionando desde hace años la dehesa y el monte mediterráneo como ecosistemas generadores de riqueza y paradigmas de biodiversidad, con un importante patrimonio social, cultural y etnológico, y destacando las ventajas de la Certificación Forestal PEFC para lograr la sostenibilidad de estos ecosistemas y sus productos. Asimismo, a través del proyecto se pretende fomentar el consumo responsable a partir de un mayor conocimiento y sensibilización sobre la trazabilidad y sostenibilidad del corcho, al objeto de concienciar a bodegas, enólogos, sumilleres y consumidores sobre su capacidad de contribuir a la preservación del medio ambiente y al desarrollo de las poblaciones locales.

Para ello, se desarrollarán dos tipos de acciones: valorización y certificación del ecosistema de la dehesa, y comercialización del tapón de corcho como producto sostenible certificado y como cierre idóneo para los vinos. Se ejecutará hasta el 31 de enero de 2016 en las regiones donde se localiza la dehesa y el monte alcornocal (Andalucía, Extremadura, Cataluña, Castilla y León) y en otras que cuentan con un importante sector vinícola (Aragón, Galicia y País Vasco).

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies