Cómo ahorrar energía en tu negocio gracias a los productos meteorológicos

Ahorro energia productos meteorologicos

Optimizar el consumo de energía supone un ahorro anual superior a los 40 millones de euros

Una diversidad de productos meteorológicos para el ahorro de energía están hoy disponibles en el mercado. El ahorro de energía es un tema que abarca varios aspectos, desde la necesidad de ayudar a liberar al planeta del calentamiento global, hasta la urgencia de reducir los costes del recibo de electricidad.

El proceso ha pasado por concienciar a la población sobre el uso racional de los servicios eléctricos, la construcción de equipos electrónicos eco-amigables y la ejecución de programas autosustentables. También se han diseñado planes orientados a elevar el uso eficiente de la energía.

El ahorro de energía, tanto en las empresas como en los hogares, se ha convertido además en tema político. Muchos países lo han adoptado para instaurar en sus legislaciones la búsqueda de nuevas y más eficientes formas de generación de energía, renovable y no agresiva con el medio ambiente.

Cada año en marzo, desde hace 11 años, se apagan durante una hora las luces de hogares, empresas, monumentos públicos e instituciones, para llamar la atención sobre la importancia del ahorro de energía. La iniciativa comenzó en Australia y en la actualidad más de 180 países promueven el movimiento ‘una hora por el planeta’.

Procurar fuentes energéticas diseñadas especialmente para optimizar el consumo de energía, hace innecesaria la construcción de centrales eléctricas o la compra de energía a otros países para satisfacer el mercado nacional. Es por ello que las empresas están cada vez más convencidas de la necesidad de usar instrumentos meteorológicos.

El estudio de las condiciones climáticas se encuentra estrechamente ligado a la generación de energía limpia. Porque es aplicable a diversos campos: la ingeniería, la arquitectura, la aviación, la siembra y múltiples aspectos de nuestra vida diaria. Así aprovechamos de manera óptima la energía, utilizando los elementos naturales de nuestro entorno como el viento o el agua.

IBM y su precisión meteorológica

El gigante norteamericano de ordenadores, comenzó en 2015 a enfocarse en la precisión de las predicciones meteorológicas. Su propósito era optimizar la captación de la energía eólica (viento) y la proveniente de la luz solar. Un panel solar, por ejemplo, puede perder hasta 70% de su capacidad en segundos si se encuentra a la sombra.

La compañía promueve el uso de programas electrónicos para una predicción más exacta  del clima (sus programas son hasta 30% más precisos). Considerando que hasta la formación de nubes puede incidir en el aprovechamiento de la energía solar, por lo que provee información meteorológica gratuita.

El objetivo es lograr la acumulación de energía durante los días de mayor irradiación o vientos más fuertes para satisfacer la demanda de energía durante los días no soleados. Esto supone un ahorro anual superior a los 40 millones de euros.

La cruzada contra los vampiros energéticos

Aunque parezca que están apagados no es así. La luces que permanecen encendidas en nuestros televisores y ordenadores, es señal de que siguen consumiendo energía. Puede parecernos que es muy poca, pero sí se refleja en la factura eléctrica hasta en un 20 % más.

Estos artefactos son conocidos como los ‘vampiros electrónicos’ y son producto del “stand by”. Esta tecnología se desarrolló junto al control remoto y su función es dejar listo el equipo para ser utilizado con un mando a distancia. Lo mismo ocurre con los aparatos que tienen incorporados relojes, pantallas digitales y luces.

Desconectar de la corriente gran cantidad de equipos puede ser tedioso; por esta razón, es recomendable agrupar la mayor cantidad de artefactos posibles en una regleta para cortar el flujo de electricidad con un solo botón. En Estados Unidos se estima un ahorro anual de 3 mil millones de euros, solo desconectando a estos ‘vampiros’.

Tecnologia ecologica Ahorro energia productos meteorologicos paneles solares

Tecnología “Eco”, la nueva era de los aparatos electrónicos

La demanda cada vez mayor de artefactos que requieran menos energía y puedan optimizar el uso de electricidad, está haciendo que las compañías de equipos eléctricos hayan diseñado e incorporado a su producción una línea “Eco” adaptada al medio ambiente.

Las Ferias de Tecnología a nivel mundial, presentan cada día más artefactos enfocados en un diseño de vanguardia, plano, liviano o con mayor definición. Pero también buscan optimizar el uso de la energía, especialmente en los equipos requeridos para empresas o negocios.

Los ordenadores, por ejemplo, son indispensables para cualquier trabajo en este siglo, por esta razón las innovaciones en este sector abundan. La empresa iGo presentó un dispositivo ‘antivampiros’, que consta de ocho enchufes y corta la corriente cuando los equipos conectados a él logran el 100% de la carga o entran en “stand by”.

La domótica en tu negocio

El término domótica está relacionado con el control y automatización de las funciones tecnológicas de equipos presentes en el entorno. En las casas se refiere a la seguridad, encendido y apagado programado de los electrodomésticos y sensores para luz o el regado de los jardines.

No obstante, los negocios también salen beneficiados con esta tecnología. Dispositivos especiales combinan la información del clima y en base a ella, regulan las funciones de los equipos que se utilizan. De esta forma, disminuye el consumo de energía cuando se considere necesario en equipos como la calefacción, con la activación de persianas para abrirlas o cerrarlas dependiendo de la temperatura exterior.

El pronóstico meteorológico permite saber si va a estar frío, fresco o caluroso y por cuánto tiempo. Esto nos ayuda a programar la calefacción, el aire acondicionado, los ventiladores o simplemente abrir las ventanas, según sea el caso.

Un ‘hámster humano’ generador de energía

Cuando vemos a un hámster en su rueda girando dentro de su jaula nos da la apariencia de un pequeño motor por la energía que desprende. No sabemos si eso fue lo que inspiró a la compañía “nPower”, que lanzó al mercado un dispositivo para aprovechar la energía de nuestro propio cuerpo y permite cargar gadgets cuando nos movemos.

Aunque no todos los negocios requieren de andar ‘a la carrera’, la opción de ser nuestra propia fuente de energía no deja de ser novedosa. La empresa asegura que apenas una hora de ejercicio físico basta para obtener hasta un 80% de carga que es transferida a un artefacto eléctrico.

Lavabos y aseos ‘inteligentes’

Cuando tenemos un negocio son varias las personas que usan nuestros baños y no todas tienen conciencia ahorrativa. Para ello, existen dispositivos especiales que nos ayudan a ahorrar energía.

En los lavabos se puede optimizar el flujo de agua hasta en un 50% mediante la instalación de sistemas de ventilación a chorro. O los ya populares sensores de movimiento bajo el grifo que bloquean la salida de agua si no se está utilizando.

En cuanto a los aseos, son cada vez más frecuentes los modelos ahorradores, que poseen depósitos de agua más pequeños y otros dos botones dispensadores para el vaciado dependiendo de los requerimientos de la carga.

Ya sea para contribuir a salvar el planeta del calentamiento global, o reducir la factura de electricidad, que ayuda al ahorro doméstico y a la independencia energética, siempre será una decisión acertada entrar a la energía verde.

El Mundo Ecológico / CA&CCA

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies