Ayudas para incentivar el transporte marítimo de camiones

94
Buques de carga

Las ayudas se llevarán a acabo con 20 millones de euros de los fondos europeos

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha publicado la segunda convocatoria de ayudas del programa de eco-incentivo marítimo. La iniciativa se dotada de 20 millones de euros, para fomentar que el sector del transporte de mercancías por carretera suba los camiones a los buques en sus desplazamientos por la Unión Europea.

Las ayudas están dirigidas a los transportistas, cargadores u operadores de transporte que opten por embarcar sus semirremolques, remolques o vehículos pesados rígidos en un buque ro-rocon-ro o ro-pax para mover sus mercancías por Europa en lugar de utilizar la carretera.

Los potenciales beneficiarios de esta convocatoria deberán utilizar alguna de las rutas subvencionables operadas por las navieras colaboradoras del programa para optar a los incentivos.

En concreto, esta convocatoria, que es la segunda de las tres previstas en las bases reguladoras, subvencionará los trayectos marítimos internacionales que se realicen entre el 29 de abril de este año y el 31 de marzo de 2024; así como las ayudas podrán solicitarse entre el 1 de abril y 30 de junio de 2024 a través de la sede electrónica de Mitma.

Mejora del programa

A diferencia de la primera convocatoria, el periodo de elegibilidad de la segunda convocatoria se ha alargado de seis a once meses. Asimismo, se ha actualizado el cálculo de las ayudas para tener en cuenta las mejoras en materia de sostenibilidad implementadas por las navieras colaboradoras.

El programa ya contemplaba medidas de flexibilidad como estas para adaptar las subvenciones a la realidad económica; así como a los importantes avances que está logrando el sector del transporte marítimo para reducir su impacto medioambiental.

Todos los cambios incluidos en esta segunda convocatoria buscan promover el uso de los servicios marítimos de corta distancia como alternativa a la carretera. Esto da respuesta a las necesidades del sector del transporte de mercancías contribuyendo a hacer frente al incremento de los precios de la energía y demás consecuencias de la guerra de Ucrania.

Asimismo, esta segunda convocatoria contempla una posible ampliación presupuestaria en función de los créditos disponibles. Esto en el caso de que las ayudas solicitadas excedan los 20 millones inicialmente previstos.

Rutas subvencionables

Los potenciales beneficiarios de esta segunda convocatoria podrán embarcar los camiones en los servicios subvencionables operados por las navieras colaboradoras del programa Brittany Ferries Bilbao, Suardiaz Atlántica, Flota Suardiaz, CLDN Roro, Grimaldi Euromed SpA y Finnlines Oyj.

Las rutas discurren por el Mediterráneo y el arco Atlántico, conectando un puerto español y uno de otro Estado miembro de la Unión Europea. La ruta incluye aquellas que implican un cruce de canales o estrechos. Los servicios salen de Barcelona, Bilbao, Valencia, Sagunto, Santander y Vigo con destino a otros puertos de la UE en Italia, Irlanda, Bélgica y Francia.

De esta forma, por cada unidad embarcada y trayecto realizado se devengará un eco-incentivo. Este se calculará en función del ahorro de los costes externos (gases de efecto invernadero, contaminación atmosférica, congestión, accidentalidad y ruido) generado dentro de España por usar el modo marítimo en lugar de la carretera.

Los transportistas, cargadores u operadores logísticos deberán estar establecidos en la Unión Europea. Estos podrán solicitar las ayudas de forma telemática una vez finalizado el periodo elegible y en función de los trayectos realizados.

Movilidad sostenible y conectada

El objetivo de las subvenciones, incluidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), es impulsar el transporte internacional de mercancías por vía marítima como alternativa a la carretera. Esto basado en un mérito ambiental y socioeconómico.

Así, el programa busca potenciar el transporte multimodal aprovechando la flexibilidad de la carretera y la eficiencia del transporte marítimo. El fin es contribuir a reducir emisiones; aliviar la congestión en las carreteras; reforzar la seguridad vial y mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del sector y la conciliación familiar.

Además, supone un estímulo indirecto a las navieras que operan los servicios subvencionables para la mejora del desempeño ambiental de estos servicios.

El eco-incentivo marítimo se inscribe en la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030 y su finalidad es doble. Consolidar e incrementar la cuota modal del transporte marítimo de mercancías, mejorando su desempeño ambiental, y promover el trasvase del modo carretera al marítimo con criterios de sostenibilidad objetivos.

El Mundo Ecológico / Mitma