Endesa logra el 3 en 1 en la carga para los coches eléctricos

FASTO es el nuevo cargador que incorpora los tres tipos de conectores que para cargar todo tipo de vehículos eléctricos

A principios del 2009, Europa contaba en total con una treintena de cargadores diferentes para los teléfonos móviles y, ante dicha disparidad, se decidió unificar el componente para todos los equipos, no sólo para ahorrar costes también para ayudar al usuario a no tener que lidiar con cargadores y conectores diferentes en función de la marca. La fecha para empezar unificar los cargadores, impuesta por la Unión Europea, fue la del 2011. Desde entonces muchas marcas han ido unificando sistemas.

El síndrome de los cargadores de los teléfonos móviles parece que se ha trasladado de alguna manera a los vehículos eléctricos, tanto por los diferentes tipos de sistemas que elige cada marca cómo por el tipo de carga…  Si los fabricantes de coches eléctricos no se ponen de acuerdo para unificar los sistemas de recarga públicos habrá que invertir para que los usuarios puedan acceder a las estaciones de carga sin problema y encontrar el sistema adecuado para su coche.

Esto es lo que han resuelto las empresas Enel y Endesa con FASTO, su nueva  estación de carga rápida para vehículos eléctricos, “que  permitirá recargar cualquier vehículo eléctrico que existe hoy en día en el mercado”.

Para ello, FASTO, o fast together, incorpora los tres tipos de conectores de carga rápida que existen en estos momentos, CCS, IEC y CHAdeMO.

Para los que no están muy al tanto de esta variedad hay que explicar que el conector CCS (Combined Charging System – sistema combinado de carga) o CCS es la apuesta de fabricantes norteamericanos y europeos, como, BMW, Daimler, Ford, General Motors, y Grupo Volkswagen, entre ellos SEAT, Audi y Porsche. Es un formato de recarga rápida capaz de entregar también hasta 100 kW de potencia en corriente continua. El despliegue tanto de la infraestructura de recarga como de los propios vehículos eléctricos que usan este conector está empezando en Europa (se espera la entrega de los primeros vehículos en los primavera 2014).

El conector IEC 62196-2 es el estándar de carga rápida en corriente alterna   promovido por el fabricante chino BYD y el francés Renault y garantiza un funcionamiento con este formato que llega a alcanzar los 43kW de potencia.

Los japoneses se han desmarcado preferentemente por el conector CHAdeMO, elegido por fabricantes como Nissan y Mitsubishi, que lleva en mercado desde 2009. Está diseñado para cargar en corriente continua y con potencias de hasta 100kW para cargas ultrarrápidas, si bien, lo que admiten los vehículos que existen hoy en el mercado son cargas a  50kW,  pudiendo conseguir en 10 minutos unos 60 kilómetros de autonomía.

El nuevo punto de recarga podrá contar con 1, 2 o 3 conectores en función de los vehículos eléctricos que circulen por cada región y puede incorporar sistemas de almacenamiento de energía e integrar fuentes renovables, lo que servirá para desvincular temporalmente la recarga de la red eléctrica, eliminando los picos de consumo eléctrico y proporcionando estabilidad a la red de distribución eléctrica.

La estación, que es modulable, ofrece diferentes versiones y da la opción de que los conectores y mangueras se quedan guardados en un compartimiento no accesible, sino es con autorización, especialmente diseñado para entornos públicos como pueden ser paradas de taxis eléctricos.

FASTO ha sido presentado en la feria internacional de vehículo eléctrico, EVS27, que termina el día 20 en Barcelona.

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies