Cómo disminuir el agresivo cloro en las piscinas públicas

El sistema ecológico Oxymatic rebaja el gasto en cloro, productos químicos, ahorra agua y protege las instalaciones

La legislación española obliga a todas las piscinas públicas de hoteles, spas, gimnasios,  polideportivos, urbanizaciones, colegios… a mantener desinfectadas sus aguas con cloro a través de la nueva normativa española de piscinas RD742/2013. Es decir, es obligatorio que las piscinas de estos lugares tengan cloro, sí o sí. Dicho de otra manera, se exige a estas instalaciones a que el contenido de cloro libre en el agua debe de estar comprendido entre los 0,5 a 2 mg/l. Para adaptarse a esta norma, el sistema Oxymatic ha logrado conciliar el funcionamiento de su sistema con la legislación cumpliendo todos los criterios técnicos sanitarios. Pero ante esta obligación, sólo nos queda el tener que disminuir y estabilizar al máximo el contenido de productos nocivos en el agua. Estas sustancias añadidas atacan a los bañistas, al medio ambiente y a los elementos que componen una instalación acuática.

Sin embargo, esta obligatoriedad no ha llegado a las piscinas particulares que pueden mantenerse limpias sin utilizar métodos agresivos como el cloro o los productos químicos gracias a la utilización de sistemas de tratamiento seguros y aprobados como Oxymatic.

Volviendo a las piscinas públicas, disminuir la presencia del agresivo cloro parece que se impone, se convierte en algo prioritario y urgente para protegernos y preservar el planeta… Si o puedes eliminarlo de las piscinas porque es obligatorio, pues habrá que controlarlo y disminuir todos sus perniciosos efectos. Un estudio realizado por la compañía Hydrover, desarrolladora de la tecnología Oxymatic, demuestra que su sistema controla y disminuye sensiblemente los gastos en cloro, productos químicos y agua, protegiendo, además, la salud y el medio ambiente.

La compañía, sabedora de la importancia que supone rebajar los gastos de explotación de las piscinas públicas, decidió realizar un estudio comparativo antes y después de la implantación de su sistema de desinfección ecológico. La emrpesa también es consciente que es primordial diseñar y comercializar productos responsables, basados en tecnologías eficaces, que tengan un impacto positivo a largo plazo sobre la salud de las personas y en el planeta.

Para el estudio se utilizaron las analíticas realizadas por los laboratorios independientes contratados por estas instalaciones. Las principales conclusiones a las que se llegan son las claras ventajas que supone la utilización del sistema ya que arroja resultados muy interesantes y que conllevan muchos beneficios para el gestor, los usuarios, las instalaciones y, por supuesto, el medio ambiente. Según la compañía desarrolladora la avanzada tecnología de desinfección y oxidación del sistema Oxymatic convierte el gasto en una inversión muy rentable tanto en ahorros financieros como para el bienestar para los bañistas.

El estudio se circunscribió a tres instalaciones acuáticas de uso público. Una piscina cubierta de un colegio de 450m3/100 bañistas al día de media y una temperatura del agua de 30oC, otra exterior de una urbanización de 250 m3/150 usuarios de media al día y 27oC temperatura media del agua en verano y, finalmente, una piscina municipal cubierta de 400 m3/ 400 bañistas de media al día y 30oC temperatura del agua.

En todas estas piscinas se ha instalado la tecnología ecológica ABOT, que rompe la molécula del agua a través de la hidrólisis, produciendo a partir de la propia molécula uno de los desinfectantes más poderosos del mercado llamado Ion Hidroxilo (OHˉ). Su capacidad de purificación es tremendamente efectiva, ya que presenta un poder desinfectante hasta 3 veces superior al agresivo cloro líquido o a la depuración con sal.

Ahorro en cloro

Los análisis demostraron que se produce un importante ahorro en productos químicos, situado entre el 50% y el 80%, con una media de un 75%. Esta reducción de costes se produce gracias a que se desinfecta la piscina generando un Potencial Redox alto en el agua, lo que implica que, a igual set point del sistema de dosificación de cloro, éste necesita inyectar menos cloro para mantener los 0,5 mg/l constantes. El ahorro que se consigue en productos químicos es muy importante y se disminuye el nivel de cloro combinado, también identificado como cloraminas del agua, que es realmente la sustancia que produce los nefastos efectos en el agua y afecta a la salud de los bañistas más sensibles.

Ahorro de reductor de pH

Gracias a los iones hidroxilos, la piscina es desinfectada con un Potencial Redox alto. En el proceso de generación de iones hidroxilos y sus reacciones en el agua, el pH aumenta mínimamente (o muy poco) en comparación con el aumento e inestabilidad del pH que genera el aporte de cloro al agua. Esto hace que la cantidad de cloro presente en el agua tarde más tiempo en desaparecer y que el nivel de pH aumente muy poco. En conclusión, la reducción del gasto en minorador de pH es de un 50% en comparación con las piscinas tratadas sólo con cloro.

Ahorro en agua de reposición

Al disminuir el aporte de cloro se forma menos cloro combinado (cloraminas) menos ácido cianúrico y menos subproductos de cloro. En conclusión, se reduce de una manera importante el porcentaje diario de reposición de agua para mantener estos valores por debajo de la norma.

Poniendo como ejemplo la piscina cubierta de 450 m3 de un colegio, antes de la implantación de Oxymatic el consumo de cloro era de 20 litros por día y, posteriormente, fue de 7 litros diarios, un ahorro de 13 litros. El otro parámetro de ahorro llamativo es el de la reposición de agua limpia que estaba situada en esta piscina en 5 m3 por día y, al colocar el sistema, se logra un nivel de 1 m3.

Un sistema que se adapta perfectamente a la nueva normativa española de piscinas (RD742/2013) encuadrando a Oxymatic dentro de la categoría de electrolisis o en otros tratamientos.

Conclusiones

El ahorro total que se puede conseguir con la desinfección del agua con Oxymatic se sitúa entre un 60 y un 80% dependiendo del volumen y eficiencia del sistema instalado de dosificación, con una media situada en el 75%. De esta manera se consigue una piscina natural y más ecológica, con el agua cristalina, sin olores y que aumenta la calidad del baño. Con todos los productos químicos reducidos hasta el mínimo se evitan irritaciones en piel y ojos, sin problemas con las molestas alergias al cloro y a los gases, sin decolorar el pelo ni los bañadores.

La disminución de aporte de cloro y de minorador de pH consigue que las instalaciones estén más protegidas. Gracias al sistema de depuración se ha comprobado que se reduce drásticamente la corrosión en tuberías, elementos metálicos, piedra, mármol y no se generan vapores que oxiden las cubiertas. Todas las piscinas, incluidas las cubiertas, quedan protegidas, ya que se evitan entre un 15 y un 20% de incrustaciones de carbonato cálcico en aguas calificadas como duras.

En cuanto a la recuperación de la inversión en el sistema, se ha calculado con estos datos que el período de amortización oscila entre los 9 meses y los dos años. En el caso de una piscina cubierta de 450 m3 se sitúa en 16 meses.

La conclusión del estudio es que Oxymatic es un sistema eficiente y saludable que ahorra costes, que no necesita de mucha supervisión en su mantenimiento y proporciona toda la tranquilidad para el usuario. Instalar Oxymatic en las piscinas públicas convierte el gasto en una inversión muy rentable tanto en ahorros financieros como en bienestar para los bañistas.

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies