Maldita cafetera

Sí, la mañana no podía empezar peor… El rito matinal se truncó hace dos años cuando mi flamante cafetera exprés -nada de cápsulas por favor-, regalo de cumpleaños, empezó a echar “aguachirle”. Ocho meses después de mi 42 cumpleaños la…

Habla con EME

Suscribete

* requerido



Formato correo