La UE piensa encarecer los derechos de emisión a la industria europea

La CE propone retrasar nuevos derechos de emisión de CO2 e icentivar a los menos contaminantes

La Comisión Europea (CE) ha propuesto hoy retrasar la adjudicación de nuevos derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2) a la industria europea para subir su precio, con el objetivo de incentivar a las empresas a ser menos contaminantes.

La idea es reservar parte de los créditos que se preveían vender en los próximos años para reducir el número de títulos que hay en el mercado y provocar una subida de su precio, que se encuentra en mínimos, explicó hoy el Ejecutivo comunitario en una nota.

Esta depreciación se debe a que el número de derechos puestos en el mercado se calculó antes de la crisis y la disminución de la actividad industrial ha causado un importante descenso de las emisiones, desajustando los precios.

“Hay un excedente cada vez mayor de derechos acumulados a lo largo de los últimos años, no es conveniente seguir inundando deliberadamente un mercado que ya está sobre-abastecido”, señaló la comisaria europea de Acción por el Clima, Connie Hedegaard.

El ejecutivo europeo ha planteado esta iniciativa de manera informal para que sea estudiada tanto por los Estados miembros y el Parlamento Europeo, como por la industria, de modo que no inicia por el momento un proceso legislativo.

La propuesta plantea tres opciones distintas para posponer la entrada de nuevos derechos de emisión de CO2 en el mercado entre 2013 y 2015: retener 1.200 millones de licencias, 900 millones o 400 millones, de los 3.500 que estaba inicialmente previsto poner en circulación.

“Ahora le toca al Consejo de la Unión Europea (institución en que están representados los Veintisiete) y al Parlamento Europeo decidir qué cantidad quieren retirar”, ha señalado el portavoz de Acción por el Clima de la CE, Isaac Valero, en una rueda de prensa.

El Ejecutivo europeo no presentará una propuesta final hasta que termine esta fase de debate, durante la que estará disponible una consulta pública (desde hoy hasta el 3 de octubre) abierta a todas las partes interesadas.

En paralelo, la CE ha presentado de manera formal hoy una clarificación legal sobre cómo han de interpretarse las normas europeas que regulan el mercado europeo de emisiones (el ETS, según sus siglas en inglés) en el caso de que haya un número de licencias en curso excesivo.

La idea es permitir a la CE ajustar los calendarios de adjudicación de nuevas licencias en función del estado del mercado, una iniciativa que debe ser respaldada por el PE y el Consejo antes de su entrada en vigor.

A finales de año, el Ejecutivo europeo presentará un informe sobre el funcionamiento del mercado ETS, que servirá como base para debatir cambios estructurales en el sistema, que podría incluir la polémica retirada permanente de derechos de emisión.

El ETS fue creado en la UE en 2005 para regular transacciones de derechos de emisión entre los sectores más contaminantes, como las industrias papeleras, de cemento o de vidrio.

Actualmente, cubre más de 11.000 instalaciones entre estaciones energéticas y plantas industriales en los Veintisiete países de la Unión Europea, Noruega, Islandia y Liechtenstein y, desde el pasado 1 de enero, incluye también al sector aéreo.

Al final de cada año, cada compañía debe contar con el número de licencias suficiente para cubrir todas las emisiones de gases de efecto invernadero que libera para evitar ser multada, de modo que si es eficiente y le sobran, puede venderlas en el mercado a otras empresas más contaminantes.

El Mundo Ecológico – EFE

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies