La eólica, con 300.000 megavatios en 2012, a punto de convertirse en la base de la energía mundial

Earth Policy Institute afirma que el mundo está empezando a darse cuenta de que el potencial eólico es casi ilimitado

Según el informe de indicadores ecológicos lanzado por el Earth Policy Institute, la capacidad eólica mundial se convirtió en 2012 en uno de los referentes energéticos mundiales al producir más de 300.000 megavatios. El informe de esta agencia mide doce tendencias para tener una foto fija de la construcción de una economía sostenible en el mundo.

Earth Policy resalta que, incluso en medio de la incertidumbre política y económica, en los principales mercados de energía eólica, los desarrolladores eólicos consiguieron un nuevo récord en instalaciones en el año 2012, con 44.000 megavatios de nueva capacidad eólica en todo el mundo.

Con una capacidad total de más de 280.000 megavatios, los parques eólicos generan electricidad libre de carbono en más de 80 países, 24 de los cuales tienen al menos 1.000 megavatios instalados. En el ámbito de consumo europeo, el viento podría satisfacer las necesidades de electricidad de los horgares de 450 millones de personas.

Según el Global Wind Energy Council (GWEC), China instaló unos 13.000 megavatios de eólica en 2012 lo que confirma la desaceleración durante los últimos dos años con respecto a una media anual de 18.000 megavatios instalados en anteriores años. Aún así, en total, China lidera el mundo con 75.000 megavatios de capacidad eólica: más de una cuarta parte del total mundial. Otro aspecto es que país asiático ha tenido un crecimiento mayor de producción en la eólica que en el carbón y ya produce más que la nuclear.

Con 60.000 megavatios totales, Estados Unidos sigue teniendo, después de China, capacidad suficiente para abastecer a más de 14 millones de hogares estadounidenses. Varios estados instalaron más potencia eólica que la mayoría de países que utilizan eólica. Los 12.200 MW en Texas y los 5.500 megavatios en California, por ejemplo, podrían clasificarlos como sexto y undécimo, respectivamente, en la lista mundial de la energía eólica. Los parques eólicos generan al menos el 10 por ciento de la electricidad producida en nueve estados en el 2012, frente a los cinco estados el año anterior.

Al norte, los vecinos canadienses poseen 6.500 megavatios de energía eólica para satisfacer las necesidades de electricidad de casi 2 millones de hogares. Por ejemplo, en Ontario, la provincia más poblada del país, trabaja para eliminar las centrales eléctricas de carbón para el año 2014.

La Unión Europea (UE) agregó más megavatios de eólica en 2012 que el gas natural, carbón o nuclear, a pesar de las medidas de austeridad fiscal que limitan los incentivos de energía renovable. Varios países de la UE son líderes mundiales en el porcentaje de electricidad que se reciben de las eólicas. España y Portugal suelen tener una cuota de viento 16 por ciento. En Alemania, cuyos 30.000 megavatios de capacidad eólica es la tercera más alta del mundo, la cuota de viento nacional es del 11 por ciento. Cuatro de los estados del norte de Alemania reciben ahora aproximadamente la mitad de su electricidad a partir del viento.

En Dinamarca los parques eólicos generan el 30 por ciento de la electricidad en 2012, frente a 28 por ciento en 2011. El gobierno se comprometió a finales de 2011 para impulsar esta participación al 50 por ciento en 2020.

Aparte de China, la India es el otro gran mercado eólico de Asia. Con más de 18.000 megavatios instalados, ocupa el quinto lugar a nivel mundial en potencia eólica. El gobierno planea invertir cerca de 8.000 millones de dólares en actualizaciones de la red y la transmisión para el año 2017 a través de su plan de “energía corredores verdes”. Este plan es un objetivo muy necesario en un país donde cerca de 300 millones de personas no tienen acceso a la electricidad.

América Latina, África, Oriente Medio y Oceanía tienen un enorme potencial de desarrollo real pero no ha crecido mucho hasta el momento. La actividad en cada una de estas regiones, sin embargo, indica seriedad en el aprovechamiento del viento. En América Latina, México duplicó con creces su capacidad eólica a casi 1.400 megavatios en 2012. Brasil, donde las instalaciones eólicas crecieron un 75 por ciento en el 2012, podría añadir otros 1.500 megavatios en 2013 para llegar a 4.000 megavatios total.

La mayor parte de la capacidad mundial instalada de energía eólica tiene fijada su producción en tierra y tan solo un 2 por ciento, aproximadamente 5.400 megavatios, se ha construido en alta mar. Sin embargo, el desarrollo en alta mar se ha acelerado, más del triple en los últimos cinco años. Diez de los 12 países con parques eólicos marinos son europeos.

De acuerdo a los pronósticos investigados por Navigant, las nuevas instalaciones eólicas en todo el mundo caerán a cerca de 40.000 megavatios en 2013. Este sería el primer dato de bajada en por lo menos 17 años. Gran parte de esta caída se debe a la desaceleración en el desarrollo de inversión y ayudas en Estados Unidos. Sin embargo, se espera que el mercado anual repunte en 2014 y que los costes sigan bajando gracias a la incorporación de actores principales en mercados africanos en el Oriente Medio y la región del Báltico

GWEC y Greenpeace Internacional indican que habrá al menos 425.000 megavatios de capacidad eólica en todo el mundo para el año 2015, suficiente para generar electricidad para toda Centroamérica y Sudamérica.

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Habla con EME