La energía de la cerveza

Alaskan Brewing utiliza como combustible el grano desechado en su producción para ahorrar la mitad de energía

Alaskan Brewing está operando con una nueva fuente de combustible: la cerveza. Más concretamente, está usando el grano húmedo, ya usado para la producción de cerveza, y apartado en el proceso de elaboración de la cerveza como única fuente de combustible para su nueva caldera de vapor.

Según la cervecera artesanal es la primera en el mundo en utilizar de esta manera el “grano gastado”, este subproducto, reduciendo el consumo de combustible de la compañía en las operaciones de sala de cocción en un 60-70 por ciento.

Geoff Larson, co-fundador de Alaskan Brewing, declaró que  “tenemos el honor único de elaborar cerveza artesanal en este lugar remoto e impresionante. Pero para poder crecer como un pequeño negocio aquí en Alaska y siguen teniendo un efecto positivo en nuestra comunidad, tenemos que tomar medidas especiales para mirar más allá de lo tradicional a formas más innovadoras de elaboración de la cerveza. Reducir nuestro consumo de energía es un buen negocio”.

La empresa comenzó el proceso en 1995 con la instalación de un secador de granos. El equipo seca la humedad, y consigue granos ricos en proteínas que normalmente se usan para la alimentación para ganado. Debido a la ausencia de granjas o ranchos en el sudeste de Alaska, la cervecera diseñó el secador de granos para utilizar hasta el 50 por ciento de los granos como fuente de combustible suplementario para calentar la propia secadora. Esto redujo el aceite requerido en el proceso de secado, y proporciona energía en la quema de grano.

En 2008, Alaska también se convirtió en la primera cervecería artesanal de Estados Unidos en instalar una pieza de ahorro de energía en su producción el llamado filtro de mosto prensa que reducía la humedad en grano, lo que proporcionaba menor esfuerzo para su secado.

La instalación y puesta en marcha ha representado una inversión de 1,8 millones de dólares y se espera que la nueva caldera elimine el uso de la cervecería de combustible en el proceso de secado de granos y conseguir reducir en más de un 50%  las necesidades del combustible para producir vapor en la fábrica de cerveza. Con las hipótesis de crecimiento moderadas, Alaska espera ahorrar cerca de 1,5 millones de galones de petróleo en los próximos diez años.

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Habla con EME