Ibil y Nissan instalan los primeros puntos de carga rápida de Castilla y León

El despliegue de la infraestructura de carga del vehículo eléctrico en Castilla y León continua gracias a la instalación de dos puntos de carga rápida en estaciones de servicio del Grupo Repsol en las localidades de Valladolid y Palencia. Este sistema permitirá recargar en apenas 30 minutos hasta el 80% de la batería de un vehículo eléctrico, como es el caso del Nissan LEAF.

La logística y transporte es uno de los ejes de actuación que forman parte de la Smart City VyP, un reto cuyo objetivo es situar a Valladolid y Palencia como referente europeo en materia de desarrollo sostenible. Dentro de este marco, el  transporte es un punto clave en la reducción de emisiones de CO2 del planeta. Es por ello que la implantación de infraestructura de carga rápida y la promoción del vehículo eléctrico requiere de la actuación y colaboración de agentes públicos y privados, un hecho que hoy en Castilla y León se ha cumplido con la inauguración de los nuevos puntos de carga rápida.

Con estas inauguraciones, ya son cuatro puntos de carga rápida los que Nissan, Ibil y Repsol  han instalado en el territorio español: Vitoria-Gasteiz, Cantabria y los dos de hoy de Valladolid y Palencia. Próximamente está previsto inaugurar nuevos puntos de carga rápida en otras comunidades autónomas.

Nissan está implementando sus planes para la creación de una red europea de carga rápida para vehículos eléctricos, entregando 600 equipos de carga rápida.  El objetivo es que estos nuevos puntos, situados estratégicamente, impulsen las redes existentes y ofrezcan a los clientes de vehículos eléctricos mayor autonomía y flexibilidad.

IBIL, gestor de carga del vehículo eléctrico participado al 50% por Repsol y EVE, opera en toda España y es el primer gestor de carga que apuesta por la carga rápida con cobertura nacional. De esta forma, y en el marco del acuerdo señalado, a lo largo de este año, Nissan facilitará nuevos cargadores que serán integrados en la red de IBIL y  puestos en operación en condiciones de máxima seguridad y calidad para el cliente. Todos ellos estarán telegestionados desde el centro de control de IBIL situado en la Torre BEC de Barakaldo.

La carga rápida reduce los tiempos de recarga a unos 30 minutos frente a las varias horas de la carga normal nocturna. Los equipos instalados tienen una potencia de 50 kW y realizan la recarga mediante el protocolo CHAdeMO, tecnología desarrollada en Japón cuyo nombre es, precisamente, un juego de palabras en lengua japonesa que hace referencia al tiempo que se tarda en tomar una taza de té. En efecto, ese es el tiempo que tarda el vehículo eléctrico en estar listo y nuevamente recargado para continuar el viaje. Esta tecnología es compatible con  numerosos fabricantes de coches eléctricos como Nissan y otras marcas. Los cargadores CHAdeMO son  compatibles con más de 70.000 coches a nivel mundial lo que supone más del 90% del mercado de vehículos eléctricos.

El consejero de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, y el alcalde de Palencia, Alfonso Polanco Rebolleda, así como Javier Redondo, director del proyecto Cero Emisiones de Nissan Iberia, Juan Casanueva, director de Nuevas Energías de Repsol y Miguel Palacio, director comercial de IBIL, han inaugurado ambos puntos de carga rápida en dos actos que han tenido lugar en las mismas estaciones de servicio Repsol en las que están ubicados: En Valladolid, en la estación de servicio del Grupo Repson en el Camino Viejo de Simancas y en Palencia, en la estación de servicio de Repsol de la Avenida de Asturias.

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies