Ford transforma los asientos del coche en moda sostenible

 

La marca participa en la pasarela de la Hong Kong Fashion Week para dar valor a su política de utilización de materiales reciclados en sus vehículos

¿Cuántas piezas de un coche incorpora materiales procedentes de las cadenas de reciclaje? Pues parece que son más de las que podríamos pensar en un principio… Las marcas están investigando intensamente en cómo incorporar la sostenibilidad en la cadena de fabricación y en las propias piezas de los vehículos. El ahorro en el consumo de agua y de energía, la reducción de residuos y de emisiones y la reutilización de materiales son las tres grandes líneas que abordan a las empresas automovilísticas a la hora de aplicar la sostenibilidad en las fábricas.

La marca automovilística Ford, consciente de que hay que favorecer la reutilización de materiales como factor de protección ambiental y de política de responsabilidad, ha querido darle valor utilizando el mundo de la moda. Concretamente la Hong Kong Fashion Week ha acogido una de las acciones de la compañía en esta materia uniendo el diseño de materiales aplicado a los vehículos con el diseño de la moda sostenible.

Bajo los focos de la pasarela se han paseado las fundas de asientos que se utilizan en los nuevos modelos de Ford. Estos materiales han recibido una nueva vida de lujo después de ser recicladas para una colección de moda única.

Diseñadores emergentes de Europa y Asia han transformado las fundas y otros materiales de fabricación de vehículos de Ford en vestidos, chaquetas y faldas para The Redress Forum: Ford Design Challenge. El evento, celebrado durante la Hong Kong Fashion Week, ha sido organizado con la organización benéfica Redress para apoyar el diseño sostenible en la moda y el sector de la automoción.

“La sostenibilidad es un elemento clave de diseño de Ford y es tremendamente excitante ver cómo algunos materiales de nuestros coches tienen una segunda vida en la pasarela”, cuenta Emily Lai, gerente de Diseño de Color y Materiales de Ford Asia Pacífico. “Los diseñadores tienen el poder de afectar los residuos que se liberan al medio ambiente a través de sus diseños y del proceso de diseño, y pueden minimizar el impacto total a través del uso creativo de materiales y otras innovaciones. Todas las creaciones que hemos visto son innovadoras y e invitan a la reflexión, y aplaudimos que los participantes se hayan prestado a asumir el reto”.

Los participantes son los diez finalistas del premio EcoChic Design 2014/2015 patrocinado por Ford, que incluye nuevos talentos de Dinamarca, Francia, Suecia y Reino Unido. Amandah Andersson, de Suecia, ha empleado fieltro y telas utilizados en los asientos del Mondeo y del Kuga para crear el conjunto premiado en tan solo tres horas.

“El envío de residuos a vertederos es un gran problema al que se enfrenta nuestro planeta y en Redress trabajamos para concienciar a la gente sobre cómo reducir estas prácticas”, asegura Christina Dean, fundadora y CEO de Redress. “El Redress Forum: Ford Design Challenge fue una gran demostración de cómo el diseño sostenible es tan relevante para la moda como para la industria de la automoción”.

Desde 2001, un equipo dedicado de ingenieros de Ford trabaja para incorporar materiales sostenibles en vehículos Ford manteniendo al mismo tiempo los estrictos estándares de calidad y rendimiento de la compañía. En la actualidad la compañía utiliza botellas de plástico recicladas, trozos de algodón, kenaf, paja de trigo, semillas de soja y aceite de ricino para ayudar a reducir los residuos industriales y de consumo, el uso de recursos naturales y el consumo de energía.

Los nuevos Mondeo y Kuga utilizan una mezcla de un 50 por ciento de kenaf y un 50 por ciento de plástico en los paneles interiores de las puertas, reduciendo el peso individual de las piezas en más de un 30 por ciento.

Ford también trabaja con Heinz para investigar la utilización de fibras de tomate en el desarrollo de materiales compuestos sostenibles para su uso en fabricación de vehículos. La compañía es miembro fundador de la Bioplastic Feedstock Alliance, un grupo de apoyo creado con la World Wildlife Fund, Heinz, Unilever y otros partners globales, promoviendo el desarrollo responsable de plásticos de base orgánica.

Los materiales sostenibles son solo una pieza de la amplia cantidad de medidas a favor de la sostenibilidad. Desde 2000, Ford ha reducido su uso total de agua en la fabricación de vehículos a nivel global de 64 millones de metros cúbicos a 24 millones de metros cúbicos.

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies