El Ente Vasco de Energía y el IDAE crean una sociedad para explotar la energía del mar

El proyecto de instalación de una infraestructura de investigación, demostración y explotación de sistemas de captación de las olas en mar abierto en Euskadi ha avanzado un paso más con la creación de la sociedad pública que gestionará su construcción, puesta en marcha y explotación.

Se trata del Biscay Marine Energy Platform S.A. (bimep) participada por el Gobierno Vasco a través del Ente Vasco de la Energía que aportará un 80% del capital y el IDAE, Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía dependiente del Ministerio de Industria, con un 20% de la participación. Solamente existe una instalación de este tipo en funcionamiento en Europa, ubicada en Escocia.

 

El objetivo de la nueva empresa se centra en cuatro prioridades:

• El desarrollo e instalación de una infraestructura de ensayo y demostración de convertidores de energías renovables marinas

• La investigación, ensayo demostración y operación de esos convertidores a escala real, así como de sus componentes y elementos auxiliares.

• La investigación asociada al desarrollo del sector de las energías renovables marinas en sus distintas facetas (medioambiental, tecnológica, naval…)

• La explotación comercial de la infraestructura y la producción de energía eléctrica.

La energía marina es, de las fuentes de energía renovables, la que todavía tiene un mayor recorrido hasta llegar a su madurez comercial.

Si se tiene que destacar una característica positiva y otra negativa de esta fuente de energía, como característica positiva destaca por ser una fuente de alta densidad energética, quiere esto decir que ocupando poca superficie se puede obtener mucha energía. Como característica negativa, y debido a la hostilidad del medio marino, indicar las grandes dificultades que existen para extraer dicha energía.

En la actualidad el aprovechamiento de las energías marinas es mínimo, con una potencia instalada reducida a varias plantas piloto situadas en unos pocos países. Se puede decir que las energías marinas se encuentran en un momento de divergencia tecnológica, en el que existen muchas ideas en desarrollo pero ninguna ha demostrado un liderazgo tecnológico.

La energía del mar se manifiesta de diferentes maneras:

• Oleaje: Las olas son producidas por la acción del viento sobre la superficie del mar. Posteriormente éstas se trasladan recorriendo centenares de kilómetros.

• Mareas y corrientes marinas: El desplazamiento de grandes masas de agua producido por las acciones gravitatorias del sol y la luna provoca localmente variaciones periódicas del nivel del mar y corrientes susceptibles de ser aprovechadas energéticamente. También provocan corrientes marinas fenómenos como la diferencia de densidad y contenido de sal del agua, diferencias de temperatura, evaporación y rotación de la Tierra.

• Gradiente térmico: La radiación solar sobre el mar produce diferencias de temperatura entre las aguas superficiales y las del fondo que pueden superar los 20ºC.

• Gradiente salino: En las desembocaduras de los ríos se producen fuertes diferencias de concentración salina entre el agua de los océanos y el agua de los ríos.

En Euskadi, solamente el recurso del oleaje es susceptible de ser aprovechado, no manifestándose el resto de fenómenos en la suficiente intensidad como para sacar provecho de ellos.

En el campo de la energía de las olas, se están llevando a cabo en Euskadi dos proyectos pioneros a nivel mundial como son la planta de energía de las olas de Mutriku y el bimep – Biscay Marine Energy Platform

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Habla con EME