770 millones despilfarrados en CO2 – Eduardo Moratalla

El estado español se gastó 770 millones de Euros en comprar derechos de emisión de CO2 durante la pasada legislatura, y se convirtió en el segundo país, tras Japón, que más derechos de emisión de dióxido de carbono ha comprado debido al alto consumo energético de su transporte, ciudadanos y hogares. En este año 2012 se prevé que el gasto sea de 42 millones, según los datos aportados por Federico Ramos, secretario de Estado de Medio Ambiente.

Periodo de recortes y austeridad, en los que seguimos derrochando energía, recursos y en consecuencia tirando el dinero a la basura. España y la Unión Europea firmaron el protocolo de Kioto con el objetivo de controlar las emisiones y tener una decidida apuesta por el cuidado del medio ambiente.

Pero una cosa es mostrar la voluntad y otra muy distinta tomar medidas. Cambiar un modelo energético y exigir responsabilidad a todos los sectores es algo que no estila en España. Entre los múltiples males que trae la crisis como son el paro, la pérdida de derechos, y los recortes del estado del bienestar, también puede traer alguna cosa buena: cuestionarse el modelo y cambiarlo.

Aunque para cambiar algo hay que saber hacia dónde se quiere ir. Encontrar un modelo energético sostenible, y un desarrollo industrial próspero y respetuoso con el medio ambiente parece algo más que razonable. Esto requiere de un esfuerzo común entre el gobierno, las empresas y los consumidores. Este esfuerzo bien realizado supondrá beneficios que todos podremos disfrutar. La pregunta que surge es ¿Alguien se preocupará de abordarlo?

Apostar por energías renovables, implementar sistemas de control energético para evitar el despilfarro, centrarse en educar para mejorar de los hábitos de consumo y exigir a las industrias más contaminantes que se controlen parecen medidas coherentes en las que todos estamos de acuerdo. Este cambio supondría ahorro a corto plazo y grandes mejoras a medio y largo plazo. Pero no sólo esto, además podría conseguir que empezáramos a tener un modelo de país sostenible, evitando los bandazos a los que nos lleva cada cambio político.

Cuando se habla de estos cambios parecen utopías, pero si lo trasladamos a dinero vemos que además será económicamente rentable. De haber tomado iniciativas en esta línea nos habríamos ahorrado casi 800 millones de Euros, y los que nos quedan por gastar hasta que no se cambie el modelo. ¿Se imaginan lo que se podría hacer con 800 millones de Euros?

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies