Los eléctricos de Renault ruedan libres bajo el sol de la isla de Reunión

Los conductores podrán encontrar un punto de recarga cada 15 kilómetros

Para que una gran isla pueda funcionar debe tener asegurados sus suministros energéticos, sobre todo si depende del turismo, y si lo consigue preservando sus valores ambientales obtendremos el paraje ideal. La dependencia energética de las islas es una constante y representa una de las claves que se intentan resolver en todos los órdenes, incluido en el de la movilidad.

Es por este motivo que una isla se ha convertido en un auténtico banco de pruebas para probar los desplazamientos en vehículo eléctrico.

Los 2.512 kilómetros cuadrados de la Isla de Reunión (Mallorca presenta 3.640) podrán ser recorridos sin dificultades por los automóviles eléctricos de Renault que han desembarcado recientemente en este departamento francés de ultramar. La isla, situada en el Océano Índico, recibió el pasado mes de noviembre los modelos Zoe, Twizy y Kangoo Z.E para ser comercializados dentro de una estrategia calificada por la marca francesa como innovadora.

El objetivo de este lanzamiento en la isla es que haya un punto de recarga cada 15 kilómetros para satisfacer los desplazamientos de los habitantes de la isla que realizan una media de 24 al día.

El despliegue de los 19 puntos de recarga se han realizado en el litoral y puede ser utilizados por los propietarios de los coches de manera gratuita. A finales del año 2013 se habrán desplegado los 27 que conforman el mallado para asegurar un punto de recarga cada 15 kilómetros.

En paralelo a esta red de recarga se instalarán puntos de recarga de gestión privada, que se presentan techados con paneles fotovoltaicos, y con un sistema de almacenamiento de electricidad. Estos sistemas, denominados Autozil, podrán alimentar los vehículos con electricidad “verde” e independiente de la red eléctrica, consiguiendo que se desplacen y se alimenten con cero emisiones..

Esta opción de carga solar será la alternativa a la electricidad proveniente de las centrales térmicas emisoras de CO2 y quiere asegurar el equilibrio entre la oferta y la demanda, muy frágiles en un entorno isleño.

Para los habitantes de la isla de la Reunión tener paneles fotovoltaicos es algo habitual ya que tienen instalada una potencia de 52 Wc por habitante (la media nacional francesa está en los 1,6).

Todo este esfuerzo ha estado bajo el paraguas de un proyecto iniciado en 2010 y denominado VERT (Vehículo Eléctrico para una Reunión Tecnológica) desarrollado conjuntamente por entes públicos y privados como la propia Renault, Sunzil, Schneider Electric, EDF, Bernard Hayot y Total).

Este banco de pruebas permitirá que durante el año 2014 se extienda esta propuesta sostenible de movilidad eléctrica a la Guayana y a las Antillas Francesas.

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies