La UE advierte del impacto ambiental y sanitario de los transportes de mercancías por carretera

El coste en la salud y en el medio ambiente de la contaminación de vehículos pesados de mercancías es de más de 43.000 millones de euros al año

Los gravámenes a los vehículos pesados de transporte de mercancías deberían reflejar los diversos efectos sobre la salud de la contaminación del tráfico en los distintos países europeos. Esto significa que, en algunos países, los gravámenes deberían ser mucho más elevados que en otros, según los análisis de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA).

En general, se estima que la contaminación atmosférica causa 3 millones de días de ausencia por enfermedad y 350.000 muertes prematuras en Europa. Estos efectos sobre la salud también tienen un importante coste económico: los autores del informe calculan que la contaminación atmosférica sólo de los vehículos pesados de transporte de mercancías cuesta a los países miembros de la AEMA entre 43.000 y 46.000 millones de euros al año, lo que supone casi la mitad de los aproximadamente 100.000 millones de euros que cuesta la contaminación atmosférica de todos los medios de transporte.

La Directiva «Euroviñeta» de 2011 establece cómo los Estados miembros de la UE podrían integrar los costes sanitarios de la contaminación ambiental a cualquier estructura impositiva para grandes carreteras y autopistas. Los ingresos de esos gravámenes deberían invertirse en transporte sostenible, de acuerdo con la Directiva. Sin embargo, la adopción de gravámenes sobre el transporte es una decisión que debe tomar cada país.

Jacqueline McGlade, Directora Ejecutiva de la AEMA, ha afirmado: «Las economías europeas dependen del transporte de mercancías de larga distancia. Pero también hay un coste oculto, que se paga en forma de reducción de años de salud y como pérdida de vidas humanas. Este coste es especialmente elevado para los que viven cerca de las principales rutas de transporte europeas. Al incorporar estos costes al precio de los productos, podemos fomentar unos métodos de transporte más ecológicos y unas tecnologías más limpias».

Según el informe, aunque los niveles de contaminación atmosférica han disminuido de manera significativa en los últimos años, siguen siendo un problema en algunas partes de Europa, donde los vehículos pesados de transporte de mercancías pueden ser un factor importante. El gasóleo, utilizado por la mayoría de los vehículos pesados, causa más contaminación atmosférica por kilómetro que otros combustibles como la gasolina. Los gases de escape emitidos por los motores de gasóleo fueron recientemente etiquetados como carcinógenos por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer.

Los vehículos pesados generan el 40-50% de la contaminación por óxido de nitrógeno derivada del transporte por carretera en los países que abarca la AEMA. El informe considera tanto el óxido de nitrógeno como las partículas finas (PM2.5), dado que pueden causar enfermedades respiratorias, enfermedades cardiovasculares y otros problemas de salud.

El coste de la contaminación atmosférica de los vehículos pesados es hasta 16 veces superior cuando comparamos entre países europeos, señala el informe.

El elevado coste de la contaminación atmosférica es coherente con el análisis de la AEMA en 2011, que muestra cómo la contaminación de los grandes complejos industriales costó a Europa entre 102.000 y 169.000 millones de euros en 2009 en fallecimientos, problemas de salud, perjuicios en la agricultura y otras pérdidas económicas.

Más información en AEMA

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies