Futurista, retro y con gran autonomía

La moto eléctrica austriaca Johammer J1 desarrolla una autonomía de 200 kilómetros

 

Admitamos que, al primer vistazo, su diseño retro llama la atención enseguida. Si, además, nos enteramos de que es eléctrica ya nos convence por partida doble. Pero la gran noticia no es su estética, sino su autonomía, hasta 200 kilómetros. Triple puntuación. La mala noticia es su precio y algunos detalles que los moteros no pasarían por alto. Aún así, puede enamorarte o no, pero no te deja indiferente.

Hablamos de una moto eléctrica llamada Johammer Elektromotorrad J1 fabricada en el norte de Austria. La moto eléctrica hizo su primera aparición en febrero y parece que su entrada en cadena de producción está muy próxima.

A caballo de esta moto podemos imaginarnos cualquier superhéroe del cómic corriendo aventuras arriesgadas contra los malos… o al contrario. Está claro que su diseño retro y futurista nos hace volar la imaginación.

Pero con los pies en la tierra, o mejor dicho en uno de los dos pares de estribos que tiene la Johammer, su autonomía de 200 kilómetros, excepcional para una moto eléctrica es el mayor argumento para darle espacio en este diario. Equipada con una potencia de 12,7 kWh los módulos de batería de la J1 se fabrican por la marca, garantizando una vida útil de 200.000 kilómetros o cuatro años sin caer por debajo del 85 por ciento de la capacidad de la batería nueva. El motor eléctrico de la moto está encerrado en su cubo con la rueda trasera y funciona a la inversa como un sistema de freno regenerativo.

La moto tiene dos conjuntos de reposapiés, uno situado detrás para proporcionar una posición de conducción erguida bastante estándar, y otro conjunto de estribos para su conducción por carretera de manera relajada… Hasta ahora, las motos eléctricas no gozaban de este detalle, porque no llegaban tan lejos. Los reposapiés adicionales se hacen mucho más fácil de implementar ya que los frenos delanteros y traseros son operados desde el manillar muy parecidos a una configuración de scooter.

Otros de los elementos que llaman la atención son los retrovisores. Por un lado llevan integrados luces LED de posición y por el otro, la cara del espejo, está una pantalla integrada que te muestra velocidad, autonomía… Los comentarios son obvios, ¡cuidado con los espejos, que son muy caros!

Las malas noticias de esta moto son que sólo puede ser montada por una persona y su precio. Dos configuraciones según su autonomía y tiempo de recarga. 23.000 € para la versión J1.150, con 150 kilómetros de autonomía y 2,5 horas en la recarga de la batería del 80%. El modelo superior, la J1.200, tiene la sorprendente autonomía de 200 kilómetros y 3,5 horas de recarga par el 80% y cuesta 25.000€. Claro, que si posees esta “burra” no te importará dejarla aparcada cargándola tanto tiempo para lucirla en la vía pública, sin duda, motivo de atracción…

La marca ofrece hasta cinco colores para el carenado en función del personaje que quieras interpretar montado en ella. Si la pudieras comprar, ¿serías buena o mala persona?

El Mundo Ecológico

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies