Higiene íntima ecológica y saludable

La Rueda Natural Compresa ecológica salud Nur

Compresas fabricadas con algodón orgánico o la copa menstrual son las alternativas más sostenibles dentro del universo de la higiene íntima femenina

Si te preguntaran a bote pronto de qué están hechos o cómo están fabricados una compresa o un salvaslip seguro que no sabrías decirlo con exactitud. Lo mismo puede pasarte con una prenda de vestir, un desodorante o con una magdalena comprada en el supermercado.

Lo lógico es que el siguiente paso sea que miraras la etiqueta o la composición en su envoltorio para comprobar de qué se compone lo que compras… Te llevarías una gran sorpresa al comprobar que las compresas y otros artículos de higiene íntimos, esos que entran en contacto directo con tu cuerpo, carecen de esta explicación tan básica. Sí, no hay obligación de ponerlo en el envoltorio, lo que deja la puerta abierta a las dudas. En algunas llegan a poner mensajes supuestamente tranquilizadores como “testado dermatológicamente” o similares.

En concreto, cuando te documentas un poco puedes sorprenderte de cómo se hacen las compresas, los procesos por los que pasan sus compuestos. Seguramente en muchos casos rechazarías estos productos si los conocieras si te preocupan estos temas como la salud y el medio ambiente.

María Quiroga, fundadora de La Rueda Natural, empresa que se dedica a ofrecer productos de cosmética e higiene ecológicos y de comercio justo, nos transmite que “a pesar de que las compresas estarán en contacto con la piel, y a diferencia de los productos que se consideran alimentarios, médicos o textiles, la legislación comunitaria no obliga a detallar qué contienen, y es habitual que las indicaciones de composición del fabricante se reduzcan al nombre comercial de algún componente novedoso que hayan introducido”.

La Rueda Natural Compresa higiene femenina ecológica salud Nur
Stand de La Rueda Natural

¿De qué está hecha una compresa tradicional?

Quiroga, que lleva muchos años sacando adelante su pequeña empresa, nos aporta más información destacando que esta ausencia de  composición en este tipo de productos es sorprendente si tenemos en cuenta que la piel es altamente permeable, en especial los labios e interior de la vagina.

Esto facilita que “se absorban fácilmente los productos con los que se halla en contacto, trasladándolos al torrente sanguíneo sin pasar por el filtro de la digestión. En cierto modo, poner una sustancia química sobre la piel puede ser peor que ingerirla”.

Nos describe montones de “pequeños” detalles que deben ser conocidos, pero que nunca sabríamos por los envases de los productos. Por poner un ejemplo, la pasta de celulosa no tiene ese aspecto blanco y limpio de forma natural, y se somete a un proceso de blanqueo. El blanqueo más vistoso –y económico- se realiza con cloro, pero ese tratamiento desprende dioxinas que se acumulan en los tejidos grasos y pueden estar asociadas a alteraciones hormonales, endocrinas e inmunológicas”.

Compresa ecológica La Rueda Natural Nur

Dioxinas, cloro, bisfenol, propileno…

Conseguimos más información… “El nivel de dioxinas hallado en compresas y tampones se considera dentro de un nivel de exposición “seguro”, y el fabricante siempre puede optar por tratamientos más costosos `sin cloro elemental´, que, a pesar de que siguen usando cloro, descartan la aparición de dioxinas… Finalmente, si se pretende emplear un producto totalmente libre de cloro, la alternativa más saludable pero más cara es la celulosa blanqueada con peróxido de hidrógeno (agua oxigenada)”.

Una situación análoga se produce en el caso de las sustancias químicas que se usan como plastificantes (Bisfenol A), el polietileno (PET), polpopileno y glicol de propileno, los colorantes artificiales y adhesivos que “en general” incluye la composición de láminas y núcleos de las compresas.

El núcleo absorbente se elabora por lo general con pasta de celulosa de origen vegetal, que ha sido blanqueada, y algún tipo de SAP -polímero superabsorbente en polvo que retiene el sangrado en forma de gel- derivado del petroleo (el más común es el poliacrilato de sodio).

Para finalizar, nos hace ver que “la lámina envolvente suele ser de algodón mezclado con fibras sintéticas como rayón y viscosa, y la lamina dorsal plástica es también un derivado del petróleo. A menudo se añaden al núcleo ingredientes neutralizadores de olor y color, responsables del ennegrecimiento y olor homogéneo de las compresas, sea cual sea el sangrado”.

Compresa ecológica La Rueda Natural Nur Biocultua
Espacio de la Rueda Natural en Biocultura Madrid 2017

¿Qué alternativas tenemos?

Después de resumir a grandes rasgos todos los procesos a los que se ven sometidos este tipo de productos que se utilizan durante muchos años en distintas fases de la vida (adolescencia, madurez, embarazo y vejez) no tenemos más remedio que preguntar qué alternativas saludables y sostenibles existen.

Estamos hablando fundamentalmente de compresas, pero en este universo de la higiene íntima femenina existe muchos productos que tienen están en el supermercado como son los geles, las toallitas o la copa menstrual. No debemos olvidar que los cosméticos y los tintes de pelo pasan más fácilmente a nuestro cuerpo al ser absorbidos directamente a través de la piel.

María Quiroga nos explica que en la gama de las compresas ecológicas comercializan la marca Nur, hecha en España, que tienen un núcleo y doble lámina envolvente de algodón 100% orgánico con certificación Global Organic Textile Standard (GOTS), y lámina protectora PLA (ácido poliláctico) a partir de biocomponentes vegetales. Gracias a las propiedades naturales del algodón, son hipoalergénicas, tienen tacto y transpiración natural, y gran capacidad de absorción.

La importancia del algodón ecológico

Todos los componentes (incluso el adhesivo y los embalajes) son compostables en un 99’08% (la parte que no lo es está en el recubrimiento de silicona en el papel que protege el adhesivo, que se deshecha antes de usar la compresa). No contienen tintes ni aditivos, ni tampoco perfumes que interfieran el color y olor natural del sangrado.

La importancia de que el algodón sea ecológico se explica porque normalmente este producto es uno de los que más fertilizantes  y plaguicidas químicos recibe durante su cultivo. Este factor daña de forma categórica el medio ambiente, tierras y ríos, y hace que esas sustancias se queden también en el algodón, en la materia prima que luego será utilizada la ropa o en cualquier producto de higiene íntima. Siempre en contacto directo con la piel.

nur cup copa menstrual La rueda natural ecologica
La copa menstrual es una de las alternativas más ecológicas para afrontar la menstruación

Otra de las interesantes opciones más sostenibles que nos cuenta la empresaria es la de la copa menstrual, la NurCup es reutilizable, fabricada en Silicona Quirúrgica (100% Platinum Silicone), material seguro y que evita alergias e irritaciones. Es una alternativa a las compresas y tampones y que, por su larga vida útil, reduce drásticamente la generación de residuos.

Entrevista en Cadena SER

Como hacemos todos los lunes, entrevistamos a María Quiroga en el programa Hoy por Hoy que dirige Nacho López Llandres en SER Madrid Norte /Sur, para conocer más sobre la higiene femenina íntima y ecológica, una alternativa que cada vez interesa a más y más personas.

La Rueda Natural compresas ecológicas higiene femenina Entrevista Cadena SER El Mundo Ecológico

El Mundo Ecológico

 

Share This Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies