Carga aérea neutra en CO2 entre Europa y China

145
Sustainable Aviation Fuel SAF

DB Schenker y Lufthansa Cargo realizarán la ruta con combustible de aviación sostenible que  emitirá este verano a la atmósfera 20.250 toneladas menos de gases de efecto invernadero

Transportar carga aérea si emitir CO2 a la atmósfera ya es posible. La colaboración reciente de DB Schenker y Lufthansa Cargo da buena prueba de ello, gracias al lanzamiento de la primera conexión de vuelo de carga neutra en dióxido de carbono.

Con el despegue de un Boeing 777F, ambas compañías iniciaron hace unos días una ruta de vuelo semanal entre Frankfurt y Shanghái cubierta al 100% por Sustainable Aviation Fuel (SAF). Esto hará posible el ahorro de alrededor de 174 toneladas métricas de queroseno convencional por semana.

Jochen Thewes, CEO de DB Schenker, ha explicado que “a partir de ahora, las cadenas de suministro neutras en carbono también serán factibles en el caso del transporte aéreo. Nuestros vuelos semanales entre Frankfurt y Shanghái marcan el inicio de una nueva era”.

Empresas y administraciones públicas tienen que  concienciarse

“Además, estamos orgullosos de haber podido apoyarnos en numerosos clientes a la hora de impulsar este producto orientado al futuro. Es momento de que las empresas y las administraciones públicas tomen conciencia y generen cada vez una mayor capacidad de producción de combustibles de este tipo para desarrollar una aviación limpia” concluye Jochen Thewes.

Por su parte, Dorothea von Boxberg, CEO de Lufthansa Cargo, ha afirmado que “con el primer vuelo de carga sostenible del mundo, realizado con DB Schenker a finales de 2020, hemos demostrado que volar sin emplear combustinles fósiles es posible. Dando continuidad a esa acción, en estos momentos lanzamos conjuntamente la primera conexión de vuelo de carga sostenible regular del mundo”.

“Esto allanará el camino a otras compañías a la hora de impulsar más conexiones de este tipo. Contamos con la determinación de la industria logística y la conciencia de los consumidores para que esto tome forma y despeque de forma definitiva”.

Sustainable Aviation Fuel

Combustible sostenible a partir de residuos de biomasa

El combustible de aviación sostenible se produce principalmente a partir de residuos de biomasa, como aceites vegetales y de cocina ya utilizados. Así, cuando se quema en el motor, se libera la misma cantidad de dióxido de carbono que se eliminó durante el crecimiento original de las plantas.

Además, los gases de efecto invernadero producidos durante la fabricación y el transporte del combustible se resarcen con proyectos de compensación sostenibles. Esto asegura que los vuelos sean completamente neutros.

El volumen semanal de SAF adquirido por DB Schenker y Lufthansa Cargo equivale a 174 toneladas métricas de queroseno, la cantidad aproximada necesaria para realizar la conexión con Shanghái y viceversa.

No es posible alimentar una aeronave solamente con SAF

Sin embargo, por razones técnicas y legales, actualmente no es posible alimentar una aeronave solamente con SAF.

Por este motivo, el SAF se mezcla con queroseno convencional a través del sistema de repostaje del aeropuerto y es consumido proporcionalmente por todos los aviones rellenados posteriormente.

En total, se garantizará una neutralidad de gases de efecto invernadero equivalente a 20.250 toneladas métricas durante el programa de vuelos de verano de Lufthansa Cargo y DB Schenker.

De esta proporción, alrededor de 16.200 toneladas métricas se evitarán por combustión directa en el motor.

SAF tres veces más costoso que el queroseno fósil

Los clientes implicados en este programa de vuelos, que incluye a Mercedes-Benz, ZF y Merck, entre otros, podrán acreditar, a su vez, la reducción de su huella de carbono.

Actualmente, el SAF es aproximadamente tres veces más costoso que el queroseno fósil y la cantidad disponible en el mercado es limitada.

Con el lanzamiento de esta conexión de vuelos de carga sostenible, DB Schenker y Lufthansa Cargo reiteran su llamamiento a otras empresas de la industria logística, así como a las administraciones públicas, para expandir conjuntamente la infraestructura y la producción de SAF y así impulsar la descarbonización del sector.

El Mundo Ecológico / DB Schenker