Apuesta por reducir la huella de carbono de las granjas lecheras

48
reducción huella de carbono granjas lecheras

Unilever invierte en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero

El Fondo para el Clima y la Naturaleza de Unilever, dotado con 1.000 millones de euros, ayuda a las marcas de esta compañía a adoptar medidas significativas y decisivas para hacer frente al cambio climático, proteger la naturaleza y conservar recursos de cara a las futuras generaciones.

Con este objetivo, la marca de helados y yogures de Unilever, Ben & Jerry’s, ha puesto en marcha el proyecto Mootopia, que busca reducir su huella de carbono. La marca se centra en las granjas lecheras debido a que los ingredientes lácteos representan más del 50% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero que produce esta firma.

Mediante el uso de nuevas tecnología y prácticas agrícolas regenerativas, Mootopia se enfoca en reducir a la mitad del promedio de la industria las emisiones de gases de efecto invernadero de 15 de los proveedores de granjas lecheras para finales de 2024.

¿Cómo este proyecto busca reducir las huellas de carbono?

Se plantea combinar tres soluciones para mitigar los daños. En primer lugar, reduciendo los eructos de las vacas -una poderosa fuente de metano. Se han desarrollado aditivos para piensos, incluidas las algas marinas. Con esta alimentación, pueden inhibir los microorganismos en una de las cámaras del estómago de la vaca, ayudando a reducir en un 82% los eructos.

En segundo lugar, se crean digestores de estiércol que ayudan a descomponer el estiércol de las vacas utilizando microorganismos. El digestor calienta el estiércol en un tanque hermético para alentar a las bacterias a descomponerlo. De esta forma, el metano se destruye, se crea energía renovable y los sólidos sobrantes se utilizan como fertilizante.

En tercer lugar, Mootopia promueve la agricultura regenerativa, cultivando más pasto y otros cultivos forrajeros que ayudan a mantener los suelos  en óptimas condiciones.  permitiendo mejorar el uso de pastizales, reducir los insumos sintéticos, promover la biodiversidad y aumentar el porcentaje de alimentos de cosecha propia en las granjas.

Con la agricultura regenerativa los cultivos capturan carbono del aire y lo transmiten al suelo, donde los microbios lo usan para obtener energía y mantenerlo bajo tierra en lugar de liberarlo de nuevo a la atmósfera.

Se planea modificar la producción de todos los productos lácteos de la marca

Las 15 granjas participantes en el proyecto se dividen entre los miembros de la cooperativa Dairy Farmers of America en los Estados Unidos y CONO Kaasmakers en los Países Bajos. Unilever planea escalar las prácticas y las tecnologías empleadas en toda la cadena de suministro de productos lácteos.

Las prácticas se harán públicas para compartirlas con el resto de la industria láctea y que esta pueda beneficiarse. Ana Palencia, directora de Comunicación y Sostenibilidad de Unilever España, señala: “Esta es una emergencia medioambiental que tiene, además, un enorme impacto en la vida de las personas, tenemos la responsabilidad de hacerle frente”.

La compañía lanzó en 2020 una serie de acciones y compromisos para luchar contra el cambio climático, entre los que se encuentran: Conseguir cero emisiones en todos sus productos para 2039, desde el abastecimiento de materiales hasta el punto de venta.

Expectativas durante la lucha contra el cambio climático

La empresa busca elevar los estándares para proteger los ecosistemas con un alto contenido en carbono, como bosques, turberas y selvas tropicales, y contar con una cadena de suministro sin rastro de deforestación para 2023.

Uniliver se compromete a crear una nueva generación de agricultores y pequeños propietarios para proteger, regenerar sus entornos e Implementar programas de gestión del agua en 100 ubicaciones con estrés hídrico para 2030 . También apunta aformar parte del 2030 Water Resources Group, para fomentar los programas de recuperación de este recurso.

El Mundo Ecológico / Unilever