Cómo usar los fondos europeos para acelerar la transición ecológica

21

EsadeEcPol propone una guía para priorizar inversiones con fondos europeos para la transición verde

 En los próximos años, los fondos “Next Generation EU” inyectarán más de 50.000 millones de euros en España para acelerar una transición ecológica con impulso renovado tras la crisis de la pandemia.

“El reto principal para los gobiernos es decidir, en muy poco tiempo, cómo priorizar las enormes cantidades de recursos disponibles, en proyectos que maximicen la rentabilidad”, ha afirmado Toni Roldán, director del Centro de Políticas Económicas EsadeEcPol, con motivo de la publicación del policy brief “Cómo usar los fondos europeos para acelerar la transición ecológica”.

Objetivo principal

Marta Suárez-Varela, senior fellow de EsadeEcPol y coautora del informe, junto a Pedro Linares (Universidad Pontificia Comillas), ha indicado que el objetivo del mismo es:

“Ofrecer una guía para que los responsables de política económica puedan afinar las decisiones de inversión en transición ecológica, teniendo en cuenta diferentes criterios relevantes sobre la efectividad de las diferentes políticas disponibles”.

Entre esos criterios, se encuentran “la reducción de emisiones, el impacto en la creación de empleo, el impacto en el crecimiento económico en el largo plazo o la facilidad de la implementación”, ha añadido Suárez-Varela.

Reforestación

Propuestas para una salida verde a la crisis

El análisis de EsadeEcPol identifica las principales oportunidades de inversión y propuestas normativas que podrían contribuir a compatibilizar la creación de empleo y recuperación económica inmediata, tras la crisis derivada de la pandemia, con un impacto a largo plazo en la economía española, además de su descarbonización. Para ello, presenta tres grupos de políticas:

Primer grupo

Formado por las medidas basadas en la instalación de energías renovables, que ofrecen elevadísimos retornos en términos de reducción de emisiones, creación de empleo a corto plazo y efecto arrastre sobre otros sectores, además de poder ser implementadas de manera inmediata.

Los autores del documento consideran que “este tipo de políticas deberían ser claramente prioritarias”, aunque éstas, también apuntan, “se realizarán en todo caso, sin necesidad de fondos públicos o apoyo europeo, dada su alta rentabilidad.”

Segundo grupo

Lo compondrían las acciones de rehabilitación de edificios para la eficiencia energética, así como la descarbonización de la industria y el transporte (p. ej., con el impulso del vehículo eléctrico).

Éstas tendrían, según indican los autores, “un elevado efecto de arrastre y una importante repercusión sobre el empleo”. Por otro lado, añaden que “a pesar de tener un menor impacto medioambiental, serían de rápida implementación.”

Tercer grupo

Constaría de medidas que mostrarían resultados a medio plazo, pero con un elevado potencial de creación de empleo y unos buenos resultados en términos medioambientales.

Entre ellos, se encuentran “la rehabilitación de espacios naturales, como los sumideros forestales; la reducción de emisiones, y las medidas de eficiencia energética en los sectores agrícola, ganadero y de gestión de residuos.”

Entre ellos, se encuentran “la rehabilitación de espacios naturales, como los sumideros forestales; la reducción de emisiones, y las medidas de eficiencia energética en los sectores agrícola, ganadero y de gestión de residuos.”

Energías renovables fondos europeos

Aprovechar la oportunidad de la transición ecológica

EsadeEcPol advierte que ninguna de estas acciones tendrá un efecto duradero sobre la economía si no se acompañan de dos aspectos clave.

Por un lado, la formación de profesionales cualificados para abordar la transición, y por otro, un decidido impulso a la innovación en materia medioambiental, que permita la reorientación de la industria hacia los nuevos sectores y tecnologías emergentes.

Asimismo, “será necesaria una reforma fiscal que favorezca la transición verde y acelere el fin de los combustibles fósiles”, ha afirmado Marta Suárez-Varela.

La reforma fiscal verde habrá de incorporar mecanismos de compensación

A este respecto, la responsable de la línea de investigación en transición verde de EsadeEcPol también ha advertido que:

“Si no queremos reproducir en España fenómenos como el de los ‘chalecos amarillos’ en Francia, o las revueltas ocasionadas en Ecuador, tras la eliminación de los subsidios a los combustibles, la reforma fiscal verde habrá de incorporar mecanismos de compensación para los colectivos que se puedan ver afectados”.

De igual modo, el informe señala tres puntos de riesgo a evitar en las decisiones que se tomen en los próximos meses, particularmente en la concesión de ayudas a sectores afectados por la actual crisis como el del automóvil o el transporte aéreo.

Un buen uso de las inversiones será clave para el futuro

Para evitar que dichas ayudas desemboquen en un perjuicio de los objetivos de descarbonización o acaben beneficiando a ciertos segmentos en lugar de al conjunto de la población, el documento advierte que:

“Será necesario atarlas a un compromiso firme de descarbonización a medio plazo; diseñarlas con precisión para evitar la captura de rentas; y asegurar que impulsen una industria nacional propia en torno a nuevos sectores verdes antes que fomentar la generación de valor añadido en otros países.”

Toni Roldán ha señalado que, “bien aprovechadas, estas inversiones podrían suponer una oportunidad única para hacer de España un país más sostenible; reducir su dependencia energética (mediante el aprovechamiento del potencial solar y eólico), o permitir una reindustrialización en torno a los sectores verdes emergentes”.

Por tanto, “hacer un buen uso de las mismas será clave para el futuro de nuestro país”, ha concluido.

 El Mundo Ecológico / EsadeEcPol