El reto solidario para ayudar a la inclusión de personas con discapacidad intelectual

107
Ecovidrio y prodis reciclando

Ecovidrio y la Fundación Prodis crean vídeo que supera los 2 millones de reproducciones

Con motivo del reto solidario lanzado durante la gala de los Premios Ídolo, Ecovidrio, encargados de la gestión de los residuos de envases de vidrio, ha realizado una donación de 6.000€ a la Fundación Prodis. La misión es mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual.

Así, durante la gala de los Premios Ídolo 2023, ambas entidades lanzaron un reto solidario que consistía en llegar a un mínimo de 300.000 visualizaciones en un vídeo que realizaron conjuntamente para poner en valor la importancia de reciclar vidrio sin prejuicios porque “todos somos diferentes”.

Tras sumar en menos de una semana más de dos millones de reproducciones, Ecovidrio se ha comprometido a realizar la donación a la Fundación Prodis. El objetivo es apoyar a las personas con discapacidad intelectual a mejorar su calidad de vida, ayudándoles en su desarrollo personal e inclusión socio-laboral.

Prodis, utilizará la donación de 6.000 euros para ayudar a las familias a financiar los campamentos de verano de los jóvenes con discapacidad intelectual. Este colectivo tiene mayores dificultades para disfrutar del ocio y son muchas las familias que no pueden asumir el coste de estas actividades.

Los Prodigiosos de Ecovidrio

No es la primera vez que Ecovidrio y Prodis se unen para llevar a cabo una acción como esta. En diciembre de 2019 crearon un coro inclusivo, “Los Prodigiosos de Ecovidrio”, para mostrar al mundo la importancia de cuidar el planeta de una manera especial.

En el proyecto participaron 12 jóvenes con discapacidad intelectual del Servicio Ocupacional de la Fundación y del Centro Especial, acompañados por cuatro profesionales de Prodis, que cantaron la canción “No dudaría” de Antonio Flores. Gracias a esta iniciativa, Ecovidrio volvió a donar 6.000€ a la Fundación Prodis.

Los integrantes del coro, con el apoyo de Ecovidrio, arrancaron el proyecto tres meses antes. Durante las prácticas recibieron clases de canto en la Fundación con el apoyo de cuatro profesores.

Gracias a la ayuda de estos profesionales, aprendieron a calentar la voz mediante una serie de ejercicios divertidos, técnicas de respiración y modulación de voz. La actividad se realizó coordinándose entre todos y respetando los tiempos y necesidades de cada uno de ellos.

El Mundo Ecológico / Ecovidrio