Más de veinte pigargos europeos vuelan libres tras dos años de fase experimental

219
Pigargo europeo

De los 25 ejemplares liberados por el proyecto 18 permanecen fijados en la costa oriental de Asturias

Con el objetivo de crear una población reproductora en España de pigargo europeo, el águila más grande de Europa, en los dos últimos años han sido liberados 25 ejemplares de esta especie (13 machos y 12 hembras). La liberación se ha llevado a cabo en el concejo de Ribadedeva (Asturias).

En la actualidad, la gran mayoría de las aves soltadas se mantiene fiel a la zona de liberación. Esto confirma que la zona de la costa oriental asturiana es apropiada para acoger la primera reintroducción en España de una especie oficialmente declarada como extinta en nuestro país.

Estas liberaciones se llevan a cabo bajo la cobertura del Proyecto Pigargo. Una iniciativa impulsada por la asociación conservacionista GREFA, con el apoyo económico del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco).

En este proyecto también colabora el Principado de Asturias, el Ayuntamiento de Ribadedeva, el Gobierno de Cantabria, Norwegian Environment Agency y Norwegian Institute for Nature Research (NINA).

Después de la experimentación viene la reintroducción

Todos los ejemplares liberados en Asturias son jóvenes nacidas en su hábitat natural de Noruega, país que alberga las mejores poblaciones de pigargo europeo. Tras su llegada a España, los pigargos han sido objeto de revisión veterinaria y observación en GREFA de Majadahonda (Madrid).

Para que esta gran rapaz vuelva a criar en nuestro país, el Proyecto Pigargo ha llevado a cabo una primera fase experimental de dos años de duración.

Tras la valoración de los resultados obtenidos, se dará paso a un proyecto de reintroducción. Este implicará la suelta anual de hasta veinte ejemplares durante al menos cinco años más. Proyectos similares de reintroducción del pigargo europeo se han llevado a cabo en Escocia y en la actualidad en Irlanda, Inglaterra y Francia.

Dos parejas formadas de momento

Uno de los hitos más relevantes del proyecto durante su fase experimental ha sido la formación de las primeras parejas entre los siete pigargos (3 machos y 4 hembras). Las parejas soltadas en la primera de las dos liberaciones hechas hasta la fecha por el Proyecto Pigargo, que tuvo lugar a principios de octubre de 2021.

La primera de estas parejas, compuesta por el macho Pimiango y la hembra Mansolea, se formó ocho meses después de la suelta. Actualmente se encuentran asentados la Cordillera Cantábrica, a poco más de cincuenta kilómetros del lugar donde fueron reintroducidas.

La segunda pareja (el macho Pindal y la hembra Nansa) se ha formado recientemente en el entorno de la propia zona de liberación del proyecto. La capacidad de dispersión de algunos de los pigargos liberados apunta a la posibilidad de que se formen parejas más allá incluso del ámbito cantábrico.

La segunda liberación tuvo lugar a mediados de septiembre de 2022 y en esta ocasión se soltaron 17 ejemplares (10 machos y 7 hembras). De los 25 pigargos reintroducidos en total tan solo han muerto cuatro ejemplares. Una cifra que está incluso por debajo de la tasa de mortalidad de los pigargos jóvenes en sus poblaciones naturales.

Diez comunidades autónomas recorridas

Las marismas, los estuarios y los embalses han sido el hábitat predilecto de los 21 pigargos que siguen vivos. De ellos, 18 viven en la misma zona del oriente asturiano en la que fueron liberados, donde estas aves han establecido sus dormideros principales; así como sus zonas de alimentación y reposo.

Sin embargo, un pequeño número de los pigargos liberados se ha revelado como viajeros de larga distancia y los posicionamientos GPS que portan informan puntualmente de los grandes movimientos dispersivos que han realizado. Se han localizado en zonas tan distantes del punto de liberación como Galicia, Cataluña e incluso Portugal y Francia.

Durante sus vuelos dispersivos y exploratorios, los pigargos liberados han recorrido un total de 27 provincias de diez comunidades autónomas. Tienen el récord de distancia total recorrida por un único ejemplar entre las aves liberadas, en concreto la hembra Sella, en más de 25.000 kilómetros.

La alimentación de los pigargos

Todos los pigargos liberados en 2021 y más de la mitad de los liberados en 2022 se alimentan ya de forma autónoma. Aunque estos últimos dependen aún, en mayor o menor medida, del punto de alimentación artificial habilitado por el Proyecto Pigargo en la zona de liberación para facilitar su paulatina adaptación al medio natural y territorio.

La dieta de los pigargos liberados está constituida en un 70% por carroña, sobre todo de ganado y de ungulados silvestres, y en un 30% por los peces que capturan en las áreas costeras y embalses que frecuentan. No se han detectado eventos de depredación sobre aves o mamíferos ni interferencias negativas con especies silvestres o domésticas.

Setenta apoyos eléctricos corregidos

Gracias a la colaboración de la empresa EDP, en el marco de las acciones destinadas por el Proyecto Pigargo al control de las amenazas a los pigargos liberados en Asturias, ya han sido corregidos setenta apoyos eléctricos con medidas antielectrocución (y sus correspondientes tramos aéreos con medidas anticolisión).

También se han instalado dispositivos antiposada en cinco apoyos eléctricos. Las correcciones que se han acometido hasta la fecha se centran en el entorno de reintroducción de los pigargos; pero el objetivo futuro es comenzar a trabajar en la corrección de las líneas eléctricas en otras zonas fuera del núcleo del proyecto.

El Proyecto Pigargo cuenta con la aceptación mayoritaria de la población local del concejo asturiano de Ribadedeva y en un reciente sondeo ha recibido el apoyo de la gran mayoría de los negocios de la zona consultados, así como por parte de la cofradía de pescadores.

Emblema vivo de la biodiversidad europea

El pigargo europeo es una de las ocho especies de aves que figuran en el Listado de Especies Extintas en España, aprobado en agosto de 2018. Este inventario oficial incluye a los animales y plantas que, tras desaparecer en nuestro país en el pasado, pueden ser objeto de proyectos de reintroducción autorizados.

“Como depredador generalista y como carroñero, el pigargo europeo tiene un papel clave en los ecosistemas. Además, al sufrir las mismas amenazas que mucha de la fauna con la que comparte hábitat, las acciones previstas en el Proyecto Pigargo favorecerán también a otras especies”, explica Ernesto Álvarez, presidente de GREFA.

“No podemos sino sentirnos orgullosos de ser los impulsores de un proyecto que ha hecho posible que más de veinte pigargos sobrevuelen actualmente los cielos españoles y que estamos convencidos de que dará lugar a la creación de la primera población reproductora en nuestro país de este emblema vivo de la biodiversidad europea”, concluye Álvarez.

El Mundo Ecológico / GREFA