Cosmética cocinada a fuego lento

120
productos MAMINANT

Maminat, la firma española de cosmética natural y ecológica que se crea en la cocina

La concienciación por el medio ambiente ha incrementado en los últimos años, y con ello, las formas de consumo respetuosas con el medio que nos rodea.

Esmaltes libres de tóxicos, champús sin parabenos, tiendas ecológicas, papel orgánico y un sinfín de productos que hoy en día tenemos a nuestra disposición para poder optar por llevar un estilo de vida sostenible y saludable.

La cosmética natural es una opción de cuidado cada vez más elegida, porque las personas van siendo más conscientes de que es una forma de elegir salud y mejorar la apariencia física, sin necesidad de poner en peligro la piel, ni el mundo en el que vivimos.

Maminat empieza en una cocina

 “En 2012, el médico me diagnosticó acné cosmético. Acudí al dermatólogo porque tenía la cara llena de granos. El acné cosmético es una afección que surge por el uso continuado de productos convencionales repletos de sustancias tóxicas y, en ocasiones, poco beneficiosas para el organismo” relata Natalia Olmo, fundadora de la firma.

“Siempre creí que, además de eso, mi piel reflejaba cómo me encontraba por dentro: nerviosa y ansiosa. Descubrí que nuestra piel, además de ser el órgano más grande de nuestro cuerpo, es el espejo de nuestras emociones. Así fue como, poco a poco, me fui adentrando en el mundo de la cosmética natural”

Olmo estudió cosmética natural, aromaterapia y aprendió que las plantas tenían muchas propiedades para nuestra piel. Fue así como, poco a poco, creo sus propias lociones en la cocina de su casa y su acné se terminó.

“Tras años de estudio y de investigaciones decidí mostrarle al mundo lo que había aprendido y lo hice con Maminat. Para ello, homologar productos, registrar la marca y contar con un laboratorio, eran necesarios para poder comercializar mis productos” detalla.

¿Por qué Maminat es una cosmética única?

  • Es una firma consciente en cada cosa que lleva a cabo. Además, la materia prima utilizada es española, por ello, no solo  se cuida el planeta, sino también lo autóctono.
  • Una de sus premisas clave es el respeto por el medio ambiente. Sólo se utilizan materias primas que provienen de la Madre Naturaleza. Todos los productos son libres de tóxicos y la mayoría de sus materias primas son ecológicas, usando, también aceites de primera presión en frío.
  • Son cosméticos ecológicos que acaban de salir del taller cuando se compran. “Para nosotros es importante que las personas  alimenten su piel con un producto fresco 100%. Por eso, todos tienen una fecha de caducidad que se encuentra en cada envase (14 meses desde su fabricación)” comenta Natalia Olmo, su fundadora.

El Mundo Ecológico / Maminat