El 36% de los españoles comprará un coche eléctrico como su próximo vehículo

212
Cargado Wallbox vehiculo electrico sotysolar

Europa impulsa la I+D+I del coche eléctrico con 3.000 millones de euros

El parque de vehículos eléctricos no deja de crecer, y lo hace a tal ritmo que superará fácilmente el objetivo de transición ecológica marcados por el Ejecutivo en el cuarto de millón de vehículos híbridos o eléctricos para el año 2023. Con el objetivo de hacerlos todavía más atractivos y apoyar esta transición, la propia UE ha incluido un paquete de 3.000€ millones para incentivar la I+D+I, enmarcados dentro del plan de resiliencia tras la Covid19.

Hoy por hoy, los eléctricos se han convertido en una opción en la que el ahorro y la autonomía no son una alternativa, son un extra. Tanto es así que, según los datos del Estudio de Energías Renovables 2022 llevado a cabo por SotySolar, el 36% de los españoles afirma que tienen pensado comprar un coche eléctrico como su próximo vehículo.

Otro tercio de los españoles (32%) afirma que, si bien le gustaría comprar un coche eléctrico en el corto plazo, creen que aún no funcionan bien o que no hay suficientes facilidades. Y es que, aunque cada vez más son más los usuarios que se atreven a pasarse a la movilidad eléctrica, una de las demandas más grandes es la implantación de nuevos sistemas de carga para poder estar tranquilos con la autonomía a la hora de usar estos coches.

Cargado Wallbox vehiculo electrico sotysolar

Cargar el coche de forma inteligente, eficiente y programable

Para que el mercado tienda hacia una movilidad ecológica, además de que es fundamental que se extienda la instalación de puntos de carga en lugares públicos, es también fundamental la apuesta por los cargadores de coches eléctricos instalados en viviendas y empresas. Estos suponen un salto de calidad y ahorro dentro del plan de autoconsumo.

Sin ellos, si se dispone de un coche eléctrico, la electricidad que lo mueve no ha sido generada de forma totalmente limpia. En la actualidad, la mayor parte de la energía eléctrica con la que se recarga los coches eléctricos en las electrolineras contiene una mezcla de orígenes muy similar a la que se puede encontrar en la Red Eléctrica Española: solo una tercera parte proviene de energías verdes, como la eólica o la fotovoltaica, pero en mayoría proviene de la nuclear, los ciclos combinados o el carbón.

“La instalación de placas solares en la vivienda o negocio es una solución energética al alza. Además de las ventajas para el medio ambiente, los nuevos materiales y modelos de negocio, aseguran también un mayor ahorro y la revalorización del inmueble. Con la instalación de placas solares se podrá cargar el coche eléctrico con la energía generada, ahorrando así dinero y ayudando a eliminar las emisiones de CO2, además, permite reducir las pérdidas por sobreproducción energética y hacer más eficiente el autoconsumo solar” expresa Daniel Fernández, cofundador de SotySolar, compañía especializada en energía fotovoltaica para el autoconsumo eléctrico.

“En materia de movilidad eléctrica, las cosas en España van bien, pero debemos trabajar todos juntos para favorecer el desarrollo del uso de los de vehículos eléctricos o híbridos enchufables, ya que la demanda existente hoy en día no está respaldada 100% por una infraestructura de recarga adecuada”, explica Fernández.

Más rentabilidad

En este contexto, y conscientes de que las baterías solares son cada día más rentables, los expertos de SotySolar han apostado por distribuir e instalar los cargadores Wallbox Pulsar Plus Tipo 2. Se trata de unos dispositivos de tecnología de vanguardia, de fácil instalación y de uso aún más sencillo, que se pueden instalar en el hogar o lugar de trabajo.

Estos cargadores con certificado ecológico disponen de la aplicación MyWallbox, con la que se puede programar la recarga para aprovechar la energía de los paneles solares durante el día o en los tramos de facturación más baratos. Estos dispositivos son totalmente personalizables, acordes a la potencia que mejor se ajuste a las necesidades del vehículo, pudiendo elegir entre diferentes longitudes del cable de carga, así como potencia en kW.

“Además, si se dispone de baterías en la instalación de autoconsumo, se podrá recargar el vehículo por la noche, pero aún sin ellas, se podrá compensar las cargas con el vertido de excedentes. La incorporación del vehículo eléctrico en instalaciones fotovoltaicas residenciales o en empresas, es una tendencia que va a crecer muchísimo en los próximos años”, matiza Fernández.

El Mundo Ecológico / SotySolar