Si usas moda sostenible también debes lavar tu ropa de forma sostenible

28
lavado-sostenibles

Un lavado puede liberar 700.000 microfibras de plástico y gastar hasta 62 litros de agua

Moda y sostenibilidad cada vez van más de la mano y hace que nos preguntemos por hábitos tan comunes como la colada y cómo podemos hacer pequeños cambios en nuestro día a día para revertir la situación climática.

Según la ONU, actualmente la industria de la moda es una de las más contaminantes y con mayor impacto ambiental en el planeta y el aumento del fast fashion es uno de los factores determinantes.

La moda sostenible, se está convirtiendo en una prioridad para las nuevas generaciones que demandan un sector de calidad para el medio ambiente y para las personas.

Sostenibilidad en el sector moda

Los hábitos de consumo están evolucionando hacia prácticas como la moda circular, a través de tendencias como comprar en tiendas de segunda mano, marcas 100% sostenibles y transparentes, y moda de proximidad. Entonces nos preguntamos, si podemos comprar de forma sostenible, ¿por qué no podemos lavar de forma sostenible?

Según un estudio, cada ciclo de lavado de ropa puede liberar más de 700.000 microfibras de plástico al medio ambiente y gastar entre 42 y 62 litros de agua. Estos datos tan impactantes suelen ser desconocidos por el público general del sector moda.

El sector energético es uno de los más contribuyentes a la emisión de gases de efecto invernadero y, muchas veces, obviamos acciones tan contaminantes cómo el lavado de la ropa y nos centramos más en el consumo de esta.

Si el consumidor puede cambiar sus hábitos de compra de ropa para contribuir a una industria cada vez más sostenible, debería pensar también en cómo después se lava esta ropa.

Detergente sostenible

El detergente ecológico 100% sostenible

Una solución y un gran paso para acercarnos a la sostenibilidad con acciones diarias es la que ofrece Washaby, el único detergente concentrado, ecológico, plastic free y vegano. Su fórmula está hecha con un 80% menos de agua, por lo que evita la producción de micro plásticos que acaben en el mar y reduce el consumo  de agua por lavado. 

En definitiva, lavar la ropa de manera sostenible es tan o más importante que comprar de manera sostenible ya que estas dos acciones contribuyen a dos de los sectores más contaminantes del planeta y son estos actos diarios los que pueden ayudar a reducir el porcentaje de contaminación de estas.

Es por todo esto que el público general de la industria textil debe estar alerta de que, si quieren ser más sostenibles, no sólo deben consumir sosteniblemente sino también lavar sin contaminar el medio ambiente.

El Mundo Ecológico / Washaby