Suben los precios de energía y cambian los hábitos de consumo

42
Electrodomésticos sostenibles

Los entrevistados declaran prestar ‘mucha atención’ al uso de sus electrodomésticos

En un contexto de gran incertidumbre como el que estamos viviendo, y con una inflación y precios de la electricidad disparados, los hábitos de los españoles en el hogar se han modificado con el objetivo de adaptarse y hacer frente a esta realidad actual.

Así lo reflejan los resultados del estudio “Hábitos sostenibles en la cocina en España” realizado por Beko, la marca de electrodomésticos líder en Europa, en el que se revela que 64% de los entrevistados han modificado sus hábitos en relación al uso de los electrodomésticos desde que los precios de la energía empezaron a incrementar.

Según los resultados de las más de 1.500 encuestas realizadas a nivel nacional, el cambio de hábitos más habitual ha sido adaptar el momento de uso de los electrodomésticos según la tarifa de precios. Así lo declaran 51% de los entrevistados. El 34% ha optado por usar menos algunos electrodomésticos y el 11% por hacer un uso adecuado de los mismos.

Eficiencia energética y programas de ahorro

La cocina es probablemente una de las estancias del hogar en las que se produce un mayor consumo de energía, así que apostar por hábitos y productos que nos permitan ganar en eficiencia energética resulta clave, especialmente en un contexto como el actual” afirma Manuel Royo, director de marketing en Beko Iberia. 

Tal y como indican los datos del estudio, el horno es claramente el electrodoméstico que parece preocupar más con respecto a su consumo por parte de los consumidores en España (45% de los entrevistados). Le siguen la lavadora (17%), Frigorífico (15%), placa/cocina (12%), secadora (7%), lavavajillas (5%)

Por otra parte, el uso de programas de ahorro de energía está más extendido en lavadoras que en lavavajillas. Tres de cada cuatro hogares (75%) usan estos programas en lavadoras (el 43% forma exclusiva y el 32% usando también en lavaplatos). Los programas de ahorro más habituales, son los lavados a baja temperatura y con duración de lavado corta.

Destaca también que el 85% de los entrevistados declaró prestar ‘toda o mucha atención’ a la eficiencia energética de sus electrodomésticos. Esta atención aumenta a medida que aumenta la edad del entrevistado y también entre las mujeres (88%) y quienes tienen estudios universitarios (86%).

Electrodomésticos de máxima eficiencia energética

Cada vez son más los consumidores conscientes del ahorro energético que puede suponer tanto modificar ciertos hábitos y acciones del día a día, como el uso de electrodomésticos eficientes energéticamente. Más allá de conseguir reducir la factura eléctrica, éste ahorro de energía contribuye a un menor impacto medioambiental.

El frigorífico es el electrodoméstico que más consume, alrededor del 30% del consumo total, al estar en funcionamiento 24 horas al día. En este sentido, la empresa recomienda apostar por modelos como los combis B5RCNE406LXBRWB5RCNE406LXBRW o  B5RCNE366HXB, todos ellos de clase C. En cuanto a los lavavajillas, la marca cuenta con modelos de clase B, como BDIN38650C y BDIN38650C.

El segundo electrodoméstico con mayor consumo es la lavadora. En este caso, una buena elección es el modelo B5WFT59418W de Beko, de clase A. En cuanto a las secadoras, destacan los modelos B5T42243 y B5T43233, también de la clase más eficiente energéticamente.

En cuanto a los electrodomésticos de cocción, aquellos que busquen la máxima eficiencia pueden optar por los hornos BBIM12400XPS o BBIS13400XMSWE, y la placa de inducción HII 68811 NT.

El Mundo Ecológico / Beko