Noruega lidera la carrera hacia el hidrógeno verde

43
Hidrógeno verde

Una energía limpia que favorece la consecución de los objetivos de sostenibilidad, y oportunidades para empresas noruegas

El Gobierno de Noruega impulsa la inversión en tecnología para el desarrollo de esta fuente de energía, lo que podría posicionar al país nórdico como referente mundial en la producción de hidrógeno verde y transporte ecológico.

Las empresas noruegas miran hacia España y otros países para materializar sus proyectos.

Foco en energía 100% limpia

Noruega utiliza sus recursos para financiar un crecimiento sostenible y ético, tanto en el país nórdico como en el mundo. Por ello, el Fondo Soberano Noruego invierte en miles de empresas de diferentes países.

En España, Norges Bank ha invertido casi 10.000 millones de euros únicamente en acciones, y de las 35 empresas del IBEX, tiene participaciones en 34. El Gobierno Noruego es consciente de la importancia y de la responsabilidad que tienen todos los países en la transición inevitable hacia un mundo descarbonizado.

De hecho, la energía hidroeléctrica cubre ya el 60% de las necesidades energéticas noruegas y el 98% de la electricidad en el país proviene de fuentes renovables.

Electrolisis del agua

Por este motivo, a pesar de no estar obligado a cumplir con los objetivos sostenibles de la UE, el país se ha sumado a los planes europeos y mundiales para el desarrollo y utilización de una fuente de energía sostenible y en auge, el hidrógeno verde.

El hidrógeno verde no se produce mediante hidrocarburos contaminantes, como la mayoría del hidrógeno producido actualmente, sino a través de la electrolisis del agua cuando se hace uso de energía eólica o solar.

Hasta ahora, el mayor obstáculo a la producción de hidrógeno verde ha sido su alto coste. Sin embargo, un nuevo informe de la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA) asegura que el hidrógeno verde podría ser rentable a partir de 2030.

Hidrógeno verde

Nuevo impulso hacia los objetivos de sostenibilidad

Por un lado, gracias al abaratamiento progresivo de las energías solar y eólica, con un abaratamiento de entre 40 al 80% en la última década, que se espera continúe. Por otro lado, IRENA estima que el coste de las instalaciones de hidrógeno puede disminuir desde un 40% a corto plazo hasta un 80% a largo plazo.

El hidrógeno verde representaría, pues, un nuevo impulso hacia los objetivos de sostenibilidad noruegos y mundiales.

De hecho, el optimismo ha empujado al ejecutivo noruego a marcarse un objetivo ambicioso que ha reforzado recientemente: reducir las emisiones en al menos un 50 %, y hacia un 55 % para 2030 en comparación con los niveles de 1990, y entre un 90 y un 95 % para el año 2050.

Un mundo nuevo con bajas emisiones

En 2020 Noruega lanzó su propio plan nacional de hidrógeno con el objetivo de elaborar una estrategia para desarrollar la tecnología que se necesita para su producción y uso generalizado.

Por este motivo el gobierno noruego propuso otorgar 11 millones de euros al programa ENERGIX del Consejo Noruego de Investigación. El país se propone así vencer los obstáculos económicos, técnicos y logísticos que presenta esta tecnología.

De acuerdo con la ministra noruega de Petróleo y Energía, Tina Bru, el hidrógeno verde representa “una historia de esperanza. Una esperanza para un mundo nuevo con bajas emisiones. Una esperanza de un cambio disruptivo. Una esperanza para una nueva industria y nuevos empleos dentro de un futuro verde”.

Hidrógeno verde

España como hub del hidrógeno en el sur de Europa

Las empresas noruegas, líderes en este ámbito, ven una oportunidad de negocio en la exportación de la tecnología y el ‘know-how’ necesarios para desarrollar el hidrógeno sostenible.

No sorprende pues, que dichas empresas hayan puesto sus ojos en España, un país con gran potencial en el desarrollo de energías renovables. De hecho, el fabricante noruego de electrolizadores Nel y la compañía eléctrica Iberdrola firmaron recientemente un acuerdo para desarrollar electrolizadores de gran tamaño y favorecer la cadena de valor de esta tecnología en nuestro país.

Para llevar a cabo este proyecto, Iberdrola se ha unido a la empresa vasca Ingeteam para fundar Iberalyzer, con la idea de convertirla en el primer fabricante de electrolizadores a gran escala en España. Norges Bank es uno de los accionistas principales de Iberdrola.

Nueva industria con alto potencial de crecimiento

Según recientes declaraciones de Ignacion Galán, Presidente de Iberdrola, “La iniciativa permitirá acelerar la producción de hidrógeno verde en España, creando una nueva industria con alto potencial de crecimiento, como es la fabricación de electrolizadores”.

“Seguimos avanzando en nuestro plan con el que queremos situar a España y a Europa a la vanguardia mundial en esta tecnología, con la que se reducirá la dependencia energética y el consumo de combustibles fósiles e impulsará la revitalización económica y social del país”

Repsol también se ha sumado a la inversión en el hidrógeno, aliándose con grandes energéticas, entre las que se encuentran las noruegas DNV, NEL y Slattland, en un proyecto pionero de hidrógeno verde. El proyecto Deep Purple, que ha recibido apoyo financiero del Estado noruego a través de Innovation Norway pretende utilizar energía eólica para extraer hidrógeno verde el agua marina.

Oportunidades en la industria del transporte ecológico

La gran versatilidad del elemento más abundante del universo puede ser clave para descarbonizar la economía, ya que ofrece múltiples usos en sectores altamente contaminantes como el transporte y la industria.

Europa ha sido el continente que primero se ha propuesto un objetivo de cero emisiones para 2050. Y la Unión Europea se ha marcado el objetivo más ambicioso posible: reducir todas sus emisiones en un 55% para 2030.

La utilización del hidrógeno en las celdas de combustible, particularmente en el sector del transporte, permitirá en el futuro diversificar el suministro energético, aprovechar los recursos domésticos y reducir la dependencia de la importación de petróleo, además, de crear enormes oportunidades económicas.

Transporte ecológico marítimo

Hoy, donde Noruega realmente ve mayor potencial de creación de valor con el desarrollo del hidrógeno verde es en el sector marítimo. Noruega aspira a convertirse en el líder mundial en tecnología de transporte ecológico marítimo y ya ha comenzado diversos proyectos a tal efecto.

En unos pocos meses, la noruega Norled comenzará a operar un ferry impulsado en un 50% por hidrógeno líquido y un 50 % por baterías eléctricas. Además, el gobierno noruego ha anunciado que en la próxima licitación para operar la ruta Bodø-Røst-Værøy- Moskenes, la más larga de Noruega.

Uno de los requisitos será que los ferris estén propulsados por hidrógeno para cumplir así con dos objetivos: conseguir un transporte más limpio y promover el sector del hidrógeno. De hecho, a partir del año 2026 sólo se permitirá la entrada a los famosos fiordos a los barcos híbridos o eléctricos que sean capaces de navegar sin emisiones.

También para este año está previsto que empiece a navegar el primer ferry de gran tamaño propulsado por hidrógeno en la ruta de Bergen a Kirkenes.

El expertise noruego

Noruega parte de una posición especialmente ventajosa con respecto a otros países en la carrera del hidrógeno verde. Ello se debe a su experiencia en el desarrollo y exportación de energía, tanto renovable como fósil, su tecnología y su infraestructura. Noruega es la nación hidroélectrica más grande de Europa.

Hoy, el 96% de la producción hidroeléctrica noruega se concentra en 1 500 plantas que salpican el país de norte a sur. Éstos cubren aproximadamente el 60% de las necesidades energéticas de Noruega. Las nuevas centrales hidroeléctricas continúan en funcionamiento.

La empresa Lyse inauguró recientemente Lysebotn 2 , una nueva planta hidroeléctrica flexible y tecnológicamente avanzada, en el sur de Noruega. La planta generará suficiente electricidad para abastecer de electricidad a 75 000 hogares cada año, y puede adaptarse al mercado de la energía a medida que evoluciona.

Ferry

Centros de investigación y empresas

Noruega cuenta con algunas de las empresas más avanzadas en materia de hidrógeno verde, como Nel, Norks H2 o Westcon, además de múltiples centros de investigación con amplia experiencia como SINTEF o MoZEES que buscan, ofrecen y coordinan soluciones energéticas a empresas que desean incorporar la tecnología del hidrógeno verde y no saben cómo hacerlo.

Noruega también es pionera en el desarrollo de plataformas sin ánimo de lucro como Hydrogen.no que buscan promover el ‘know-how’ necesario para la utilización del hidrógeno verde.

También redes comerciales que ponen en contacto a empresas noruegas con el expertise necesario en soluciones verdes con empresas que desean desarrollar proyectos relacionados, como es el caso de The Explorer de Innovation Norway o NCE  Maritime CleanTech en el sector marítimo (Hydrogen.no).

El Mundo Ecológico / Innovation Norway