La población del oso pardo aumenta su reproducción en Asturias y León

184
Oso cantabrico

Los osos incrementan desde las áreas de Asturias hasta las comarcas de León

Mediante el seguimiento de la población de los osos, se han descubierto características particulares en el oso pardo cantábrico, su apego a las hembras reproductoras. Debido a este fenómeno, los territorios donde existen hembras de oso pardo reproductoras, incrementan su población lentamente.

Es la noticia positiva que ha publicado y difundido el Fondo para la Protección de los Animales Salvajes el pasado 8 de noviembre

La reproducción de la especie en las comarcas al sur de la cordillera cantábrica, evidencia que estas montañas de casi dos mil metros de altura, guardan valores biológicos como la presencia cada vez mayor del oso pardo.

Estos territorios están formados por decenas de valles y vaguadas que atraviesan la llanura castellana. Los bosques de robles predominan en estos territorios, permitiendo que los osos puedan tener alimento.

FAPAS se desplaza para estudiar a la población osera

Osos-pardo-repoblacion

El fondo para la protección de los animales salvajes (FAPAS) está estudiando la especie del oso pardo. La organización estudia la presencia de osos machos que proceden de la población oriental,  hasta  la localización de hembras y crías.

La comunicación mediante el olfato entre los osos es significante para establecer relaciones entre ellos. Por donde pase una hembra, pasará  poco después uno o varios machos. Cuando esto sucede en un territorio, FAPAS intuye que la presencia osera es muy estable tras estas conductas reproductoras.

Fapas se centra en comprobar la evolución de la población osera, para ello, encuentra una base de trabajo en donde dispone de espacio donde almacenar los materiales de las actuaciones de plantación que ya ha comenzado a llevar a cabo.

La nueva casa de FAPAS se ubica en una pequeña  aldea aislada a mil trescientos metros de altitud y en pleno centro neurálgico de la Reserva de la Biosfera. En este lugar el equipo podrá quedarse y evitar grandes desplazamientos diarios desde Asturias para el estudio de la opoblación osera.

El Mundo Ecológico / FAPAS